Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar llegaban a primera hora de la mañana del miércoles al Teatro Municipal de Tui donde estaba todo preparado para la recepción real.  Más de 1.200 personas acudieron a la cita con los tres Reyes Magos tras reservar previamente su turno.

En el acceso al vestíbulo y tras presentar los mayores de 12 años el correspondiente certificado COVID, se accedía al patio de butacas a través de la puerta de acceso convertida en una cerradura máxima que daba acceso a un túnel que transporta a los asistentes hasta el mágico lugar donde estaban Melchor, Gaspar y Baltasar.

Nervios, ilusión, emoción… desbordaban los niños de todas las edades que desde las 10.30 horas acudían a saludar a los Reyes, quienes sabían los nombres de todos ellos y aprovechaban para escuchar alguna petición de última hora, y para repasar como se han portado en el último año.  Los Reyes agasajaban a los pequeños con caramelos sin gluten o con una pieza de fruta.

Tras despedirse de sus majestades, los niños tenían aún otra sorpresa en la salida ya que dos grandes osos y dos corazones, animaban el recorrido final dentro del Teatro Municipal.

Ya por la tarde, en la calle Ourense, pudo admirarse las carrozas realizadas por las asociaciones Aloia de Pazos de Reis, Arume de Malvas, Lembranzas da Terra de Guillarei y Xuntanza de Randufe para esta jornada de Reyes tan especial. No faltó en las calles tudenses la animación musical en una tarde llena de magia, en esta ocasión a cargo de las charangas tudenses A Tu Ritmo y Cantos Somos y de la Rondalla O Mosteiro de  Pexegueiro.