El Concello de A Guarda mejoró el servicio de ayuda en el hogar SAF gracias a la contratación de una nueva empresa que presta este servicio junto con el personal municipal de Servicios Sociales.

El servicio de ayuda en el hogar (SAF) es un servicio público de carácter local consistente en ofrecer un conjunto de atenciones a personas o unidades de convivencia en el propio domicilio para facilitar su desarrollo y la permanencia en su medio habitual.

Podrán acceder al servicio las personas que hayan reconocido este derecho a través del sistema de atención a la dependencia o bien, en la modalidad de libre concurrencia, aquellas personas para las que resulte un recurso idóneo, de acuerdo con la valoración técnica correspondiente.

Los principales objetivos del SAF son: mejorar la calidad de vida de las personas usuarias, posibilitar la permanencia de las personas en su contorno de convivencia habitual, favorecer y potenciar la autonomía personal en el propio domicilio, prevenir situación de dependencia o exclusión y retardar o evitar la institucionalización.

La gestión del servicio es mixta, contando con personal propio (10 auxiliares de ayuda en el hogar) y de una empresa que atiende los casos que son derivados desde los servicios sociales comunitarios.

En el mes de agosto de 2018 el contrato de prestación del servicio de ayuda en el hogar fue adjudicado la empresa Alento Servizos.

Actualmente 67 personas son beneficiarias del servicio, 41 en la modalidad de dependencia (1.581 horas prestadas mensualmente), y 26 en régimen de libre concurrencia, (471 horas prestadas mensualmente). Permanecen en lista de espera 28 personas en la modalidad de dependencia y 10 en libre concurrencia.

A mayores, en el Concello de A Guarda se presta el servicio de Comer en casa, a través del Consorcio Galego de Servicios de Igualdade e Benestar. El Comer en casa constituye un servicio de comida a domicilio que pretende facilitar y garantizar una alimentación equilibrada y de calidad adaptada a las necesidades de las personas mayores y/o dependientes, que no pueden valerse por sí mismas para cubrir sus necesidades básicas relacionadas con la compra o elaboración de menús.

Las personas que necesiten de cualquiera de estos servicios pueden dirigirse al departamento de servicios sociales comunitarios.