El Mecalia Atlético Guardés se queda con la miel en los labios
TAMARA ALONSO // Estela Doiro en una jugada de un encuentro con el Súper Amara Bera Bera (Archivo)

No ha podido ser. El Mecalia Atlético Guardés ha quedado eliminado por el Super Amara Bera Bera, defensor del título, que por segundo año consecutivo apeó al equipo guardés de la Copa de la Reina.

Las de Prades perdieron por la mínima 20-19 (11-10 en el descanso), en el Pabellón Municipal de Porriño, en la segunda eliminatoria de semifinales de la XXXVIII Copa de S. M. la Reina de balonmano femenino.

Choque de poder a poder en los primeros minutos, vibrante en intensidad y con el Mecalia Atlético Guardés ligeramente por encima en el marcador. José Ignacio Prades sabía que para frenar a su oponente tenía que practicar una defensa muy pegajosa, y de ahí la elevada intensidad defensiva del conjunto gallego. El Bera Bera tenía problemas para encontrar espacio en la zaga rival, y sus mejores oportunidades eran desbaratadas por Marisol Carratú, formidable en portería.

El Guardés no iba a dejar pasar la posibilidad de liderar el marcador, y con Luciana Mendoza de guía se hacía con 4 tantos de renta. Montse Puche tendría que parar el reloj para sofocar la atmósfera opresiva generada por la hinchada guardesa. El Bera Bera está acostumbrado a ganar, un equipo experimentado que, justo en los momentos malos, ofrece un nivel por encima del máximo. Y así ha sido en la primera mitad, ya que ha dejado al Guardés en dos tantos anotados entre el 16′ y el descanso. Ahí, la efervescencia de Ana Isabel Martínez resultaría clave para la remontada del conjunto vasco que, en el intermedio, gozaría de una ventaja mínima en el marcador.

El regreso a pista iba a dibujar un escenario muy distinto. El Guardés subía un punto su intensidad defensiva para secar a su oponente, que necesitaría de 8 minutos para anotar su primer tanto en el segundo acto. Y, para entonces, el equipo de José Ignacio Prades ya tenía el control del marcador.

Temprano y Carrera relevaron en el marco a Zugarrondo y Carratú, pero sin ninguna permuta en los porcentajes. La intensidad era cada vez mayor, y ninguno de los equipos conseguía romper el choque. Ana Temprano, sin embargo, emergía para imponer su ley y echar el candado al marco vasco, que se hacía con una renta de dos goles a dos minutos del final. Las de Prades reducían la diferencia a un gol, pero no llegaría a consumar el empate.

El Súper Amara Bera Bera completa la parrilla de la gran final de la XXXVIII Copa de S. M. la Reina de balonmano femenina, en la que cruza su camino con el Rocasa Gran Canaria ACE de Antonio Moreno.

José Ignacio Prades del Mecalia Atlético Guardés: “estoy triste por el desenlace del partido, saltamos a pista con ganas y nos hicimos con 4 tantos de ventaja rápidamente, pero Bera Bera consiguió reducir la distancia y llegar al descanso con ventaja; estoy apenado por el público que ha venido a Porriño, nos han apoyado hasta el extremo y sólo tenemos palabras de gratitud para ellos“.

Montse Puche del Súper Amara Bera Bera:estoy muy satisfecha por el partido, porque la derrota en A Guarda nos hizo ver cómo había que afrontar este partido; con 4:8 en el marcador dije a las chicas que el partido no era malo, sólo que las cosas no estaban yendo como esperábamos, y ahí nos recompusimos y de qué forma“.