Victoria del Super Amara Bera Bera sobre el Mecalia Atlético Guardés (21:22, 7:14 al descanso) en el Pabellón ‘A Sangriña’ de A Guarda, en el partido que abría la Jornada 17 de la Liga Guerreras Iberdrola. Triunfo fundamental para las jugadoras de Montse Puche, que le ponen un poco más de picante a la competición dejando un triple empate a 28 puntos en cabeza, a falta del partido del Rocasa Gran Canaria ACE ante el Aula Alimentos de Valladolid.

Arrancaba de forma inmejorable el encuentro para el Super Amara Bera Bera, que exhibiendo un fantástico nivel defensivo cosechaba sus primeras rentas en el marcador ya desde el comienzo de la contienda. Buen trabajo que, sumado al gran papel en portería de Mercedes Castellanos, servía a las donostiarras para endosar a su rival un 0:4 de salida, que dejaba bien a las claras la intensidad con la que saltaban a la pista las mujeres de Montse Puche.

Salida en tromba que sorprendería a un Mecalia Atlético Guardés que se estrellaba una y otra vez con el muro defensivo planteado por el conjunto visitante. Falta de ideas en ataque que provocaría que la escuadra gallega no anotase su primer tanto hasta el minuto 9:30 (1:4) de partido. Gol que desafortunadamente para los intereses de las de A Guarda no serviría para templar los nervios de sus jugadoras, que veían como el Super Amara Bera Bera no bajaba el ritmo hasta el 7:14 que reflejaría el luminoso al descanso.

Primer tiempo espectacular de las vascas en el que la portera Mercedes Castellanos y la extremo Leire Aramendía liderarían la victoria parcial de las suyas en el infierno de A Sangriña. Destacables los escasos 7 goles anotados por las locales, que dejaban de manifiesto el trabajo defensivo de las de San Sebastián.

Tras el paso por vestuarios nada parecía cambiar, con un Mecalia Atlético Guardés nervioso, que acumulaba numerosos errores de lanzamiento y chocaba una y otra vez con una inspirada Mercedes Castellanos. Situación que permitiría a las de Donosti aumentar su renta hasta los 10 tantos (9:19 minuto 39), un resultado que hacía presagiar que el partido quedaba visto para sentencia a falta de unos 20 minutos en los que todo cambió.

La exclusión de Esther Arrojería permitiría a las de José Ignacio Prades disfrutar de una superioridad numérica que a la postre se convertiría en un punto de inflexión en el partido. Las locales, espoleadas por su afición, se apuntaban un 12:3 de parcial gracias a una inspirada Estela Carrera, que tomaba el relevo de Marisol Carratú en el segundo tiempo, y daba alas a su equipo para llegar con vida a un final de partido agónico.

En esos instantes decisivos, el Super Amara Bera Bera supo aguantar las embestidas locales para terminar apuntándose una meritoria victoria, rompiendo la espectacular racha de imbatibilidad del Mecalia Atlético Guardés en su feudo.

Resultado que mete de lleno al Super Amara Bera Bera en la lucha por una Liga Guerreras Iberdrola, que un año más se presenta apasionante.