La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, mantuvo esta mañana una videoconferencia con los delegados territoriales de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, y en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, para informarlos de los trabajos de conservación y mantenimiento de espacios naturales acometidos durante el estado de alarma y avanzarles que la próxima semana se prevé empezar a retomar la actividad normal en los parques naturales localizados en ambas provincias.

De este modo y de confirmarse que Galicia entra a partir de 11 de mayo en la siguiente fase en el proceso de reactivación, Vázquez Mejuto les trasladó a los delegados que podría reanudarse la actividad en los parques naturales gallegos, también de hacia al público. Esta reapertura afectaría en el caso de la provincia de A Coruña a las Fragas do Eume y al complejo dunar de Corrubedo y Lagunas de Carregal y Vixán, y en Pontevedra, al Monte Aloia de Tui.

En este sentido, la conselleira aprovechó la reunión para insistir en la importancia de que el Gobierno del Estado clarifique lo antes posible determinados aspectos a tener en cuenta para poder retomar progresivamente la normalidad en estos espacios públicos y en los centros de interpretación vinculados a los mismos, como pueden ser el número de visitantes permitidos o las franjas horarias. De hecho, recordó que ayer mismo remitió una carta a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, para pedirle que aclare como va a afectar la siguiente fase a los accesos al Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.

En todo caso, Ángeles Vázquez subrayó que durante todo el estado de alarma se siguió trabajando a puerta cerrada con el fin de mantener estos espacios en perfecto estado de conservación, señalización y limpieza para garantizar que habían llegado en perfectas condiciones al punto de su reapertura.

Así, tal y como detallaron los responsables de la gestión de los parques naturales en ambas provincias que acompañaron a la conselleira durante la videoconferencia, en el caso del Parque Natural del Monte Aloia de Tui, los trabajos de conservación y mantenimiento se realizaron este mismo mes. En concreto, se realizaron desbroces en aquellas zonas en las que se registra más maleza, tala de hierbas, retirada de madera y árboles caídos que puedan estar bloqueando los caminos, así como tareas generales de limpieza de los hábitats del parque y mejora de la señalización actual.