En cumplimiento de las medidas adoptadas por la Xunta de Galicia con motivo de la declaración del Estado de alarma, declarada por el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda decide suspender la venta de permisos de pesca fluvial. Así se hace público en la página web de la Consellería de Medio Ambiente, accesible a través de la dirección: Pesca Fluvial.

La Dirección General de Patrimonio Natural también quiere trasladar que en el momento en que se declare el levantamiento de las restricciones establecidas -a consecuencia de la declaración del estado de alarma- se volverá a habilitar nuevamente la posibilidad de acceder a su venta.

Al mismo tiempo, la Consellería de Medio Ambiente también habilitará un procedimiento para la devolución de las tasas correspondientes a los permisos de pesca fluvial coincidentes con las fechas de vigencia del presente estado de alarma. Las tasas abonadas para la expedición de un permiso van desde los 2 euros para la pesca sin muerte hasta los 13 euros, para pesca de 1º categoría (válida para la captura de salmón y resto de especies).

Animales de compañía

Al mismo tiempo, la Xunta de Galicia quiere informar de como la declaración del Estado de alarma incide en la tenencia responsable de animales de compañía. Se recuerda que podrán permanecer abiertas las tiendas de alimentación de animales, así como los servicios veterinarios. Al mismo tiempo el personal de los centros de acogida seguirá acudiendo a alimentar y cuidar de los animales que se encuentren ingresados en un centro de estas características y los técnicos de los centros de recuperación de fauna silvestre continuarán con el desarrollo de sus funciones.

También se recuerda que sólo los propietarios sin síntomas podrán sacar a sus perros a pasear, de manera individual; con el fin de que los cánidos puedan hacer sus necesidades. No obstante, no será necesario limpiar con ninguna sustancia desinfectante la zona defecada, tras la retirada de las heces del perro.

Se recuerda que la información científica indica que los animales de compañía no padecen ni transmiten el coronavirus.