Mejoran la seguridad peatonal de la PO-340 en el enlace con la autopista del Val Miñor

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras viene de iniciar la ejecución de una senda peatonal en la carretera PO-340 que mejorará la seguridad de los peones en el entorno del enlace con la autopista AG-57. La obra complementará a la actuación llevada a cabo en este verano en las dos márgenes de esta vía entre Gondomar y A Ramallosa, con la que se señalizó una zona diferenciada para circulación mas segura de los peones.

Esta mañana, la delegada territorial de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, junto al alcalde de la localidad de Nigrán, Juan González, y el jefe territorial de la Consellería de MATI, José Luis Díez, informó que las obras, que ejecuta la Agencia Gallega de Infraestructuras, consistirán en la ejecución de una senda para uso peatonal que rodee la glorieta existente en el punto kilométrico 19+540 de la carretera PO-340, bajo el viaducto de la autopista AG-57, en el Ayuntamiento de Nigrán.

La senda tendrá una longitud aproximada de 220 metros y se ejecutará anexa al arcén existente, cruzando a nivel los ramales sentido Baiona de la autopista. Contará con un ancho libre de 2 metros, y con un pavimento de hormigón de color arena.

Sobre la senda se instalará una barrera metálica de protección para separación del arcén y una baranda de protección en el lado exterior, en los trechos que resulte necesario. Además, se reforzará la señalización horizontal y vertical del trecho, para advertir de la presencia de peatones.

Como actuaciones complementarias, se dispondrán tuberías bajo la senda que permitan la continuidad de los sistemas de recogida de aguas de drenaje y se repondrá la malla metálica de cerramiento existente por el exterior de los ramales de la autopista.

La duración estimada de las obras es de seis semanas, por lo que quedarán finalizadas en este otoño.