Mila López en su handbiker

La baionesa Mila López sufre una discapacidad de nacimiento que la obliga a estar postrada en una silla de rueda. Pero esta minusvalía no le impide que participe, a sus 40 años, en el Campeonato de Galicia contrarreloj individual en la categoría de ciclismo adaptado, que se disputará en Cerceda este próximo jueves, Día das Letras Galegas.

Tras este campeonato, Mila no descansará y competirá en la cuarta prueba de la Copa de España de Ciclismo Adaptado, que se celebrará el próximo 20 de mayo en Los Corrales de Buelna (Cantabria), así como en el Campeonato de España, también de Ciclismo Adaptado en carretera, del 25 al 27 de mayo en Villadiego (Burgos).

Me hace mucha ilusión participar en el campeonato gallego, después de cinco años que comencé a competir con la handbiker. Antes sólo participaba en carreras populares, ahora por fin participo en una prueba de ciclismo profesional, haciendo el mismo recorrido que ellos”, afirmó la baionesa a Telemariñas, quien quiere dar las gracias a la Federación Galega de Ciclismo por el apoyo facilitado.

Pero para participar en cada competición, además de un gran esfuerzo físico, supone también un gran esfuerzo económico para la baionesa. “Cada carrera, dependiendo del lugar de donde se celebre, me cuesta unos 500 euros”. Recursos económicos que Mila obtiene gracias a su trabajo como asesora en la Asociación DIA de Víctimas de Accidente de Tráfico en Seseña, Toledo.

“Asesoro a la gente que sufre una minusvalía tras un accidente de tráfico. Les aconsejo en las ayudas o subvenciones de las que disponen a la hora de adaptar su casa o su coche, a donde ir, de como hacer o incluso, de cómo encontrar un trabajo”, indicó la baionesa.

Pero Mila también imparte charlas informativas de educación vial en grandes empresas como Pescanova, Renault o Danone y en centros educativos, para que los niños aprendan a respetar las señales de tráfico y así evitar accidentes. Hago un llamamiento a las empresas para que cuando uno de sus empleados sufra un accidente y quede incapacitado, no lo despidan y readapten su puesto de trabajo a su nueva vida. Una persona por estar en silla de ruedas no significa que no pueda trabajar”, explicó.

La deportista también asesora a los profesionales de los servicios de emergencia como bomberos, sanitarios o voluntarios de Protección Civil de cómo atender a las personas con discapacidad ante un accidente de tráfico.

Mila en la escuela nacional de Protección Civil