Montserrat Martínez Alonso, una mamá ciclista en A Guarda

Montserrat Martínez Alonso es una ciclista y madre a la vez natural de O Rosal, aunque residente en el municipio de A Guarda. A sus 33 años, es conocedora de lo difícil que es compaginar el deporte con los estudios y por supuesto, con la vida laboral. 

La vida podría decirse que es el deporte más duro, aunque el ciclismo se caracteriza por su dureza, y es que compaginar este deporte con largas jornadas laborales no es tarea fácil para nadie, y menos, para una madre.

Se inició en las filas del Club Ciclista de O Rosal a los 6 años de edad, hasta que por los estudios, se vio obligada a dejarlo a los 14. Su hijo Rodrigo tiene ya 5 años. Al año de ser madre decidió volver al ciclismo, probando la disciplina de montaña en el Club MTB Aloia, llegando a competir XC y Maratón. Tras varios años y a finales de 2015, decidió pertenecer al Club Ciclista Rías Baixas de Nigrán. Montserrat buscaba algo más formal, en donde le pudiesen ayudar a coordinar sus entrenamientos. Estuvo de la mano de Óscar García, que cuenta con Licencia en Educación Física y Doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

En 2016 compitió en pruebas XC del Open Gallego, logrando un meritorio tercer puesto, y en el Campeonato do Minho (Portugal), así como el Campeonato de España de Ciclocross donde logró finalizar en novena posición. Ese año ha sido de pruebas, tras un inicio de 2015 arrastrando graves problemas de salud pero como dice, “sin querer tirar la toalla”. Después de una caída el Campeonato Gallego XC, en la cual fisuró las costillas, alcanzó un estado de forma bueno en verano. Decidió afrontar la modalidad de Triatlón apoyada y acompañada a los entrenamientos por su marido. Sus mejores resultados, un 1º lugar Senior en el Triatlón Amizade, 1º en el Campeonato Gallego Triatlón Cross, entre otros. Para seguir manteniendo la forma física, apostó por la temporada de Ciclocross, modalidad muy divertida y diferente donde la técnica es fundamental. Participó en varias pruebas en Galicia, en la categoría Élite, y otras en Portugal donde logró el 1º lugar Open Ciclocross Sentir Penafiel (O Porto).

Una nueva etapa en el Saertex Portugal Edaetech

¿Cuál es el motivo de aceptar la propuesta Saertex Portugal Edaetech?

– “El ciclismo es un deporte caro donde toda ayuda que nos aporten es bienvenida, ellos se han ofrecido a afrontar una serie de gastos sin importar grandes resultados, y valorando mi sacrificio personal, donde en el día a día intento mejorar con mucha disciplina y me toman de referencia siendo mujer, madre y mi vida laboral”.

¿Por qué Portugal y no España?

– “Llevo 11 años trabajando allí y conozco a mucha gente, me siento muy valorada y es orgullo representar al ciclismo femenino aún siendo Máster 30. La bici es un deporte duro pero muy agradecido, cuando analizas que mejoras es una gran satisfacción personal, aunque también hay muchas penas y desgracias. Pero siempre pienso positivo. Me caigo y me levanto, bebo y digo; tira, no duele, yo puedo, cosas peores hice ya”.

¿Con qué recuerdo me quedo de esta temporada?

– “Para mí siendo madre ver que mi hijo me anima desde el exterior del circuito apoyada totalmente por mi marido es lo más agradable y recompensatorio, no importa el lugar de la clasificación, valoran mi valentía. Por otro lado, he tenido la posibilidad de estar de mano de un profesional como entrenador Dr Oscar García donde aprendí muchas cosas nuevas y corregir errores, principalmente, disfrutar y no sufrir síndrome de sobreentrenamiento así como una buena evaluación del estado de salud”.

¿Mirando el 2017, qué objetivos te pones?

– “Creo que soy una persona muy indecisa, vivo el momento y a veces a pocos días es cuando decido. No dispongo de horas libres para entrenar como me gustaría, volveré a hacer XC, Triatlón y Ciclocross, intentaré hacer lo mejor que pueda”.

Además de la bicicleta, ¿algún otro deporte?

– “Me gusta jugar al tenis y al pádel, aparte de la natación y el deporte en general. Pero las horas para todo no me llegan, mis entrenos son cortos e intensos, también echo de menos unas cañitas con los amigos y alguna que otra fiesta, eso sí, no me pierdo mis 15 días de vacaciones de verano con desconexión total del mundo, me paso a la tumbona”.

¿Cómo fomentarías el ciclismo femenino?

– “Es una cuestión cultural, a las niñas el ciclismo no se le inculca, queda poco femenino. En caso de las chicas más mayores es porque al iniciarse hay que ser muy constante y tener claro el sacrificio que requiere. Ahora ya va cambiando todo, tenemos bicis acordes con nosotras, equipaciones, material deportivo… También es importante tener a una persona al lado que te apoye y acompañe, no es grato que te dejen atrás en medio del monte”.

¿Cuál es tu entrenamiento favorito?

– “Para mí es el grupo de amigos con el que les sigues el ritmo y te sientes querida. No me gusta mucho salir sola pero la falta de tiempo y no tener horarios fijos al final es lo más habitual. Suelo aprovechar los fines de semana y levantarme pronto en verano para estar en casa con la familia a medida mañana, me gusta compaginar todo y a veces se me hace imposible. Llego a hacer turnos de entrenamiento con mi marido para compaginar la labor de madre y él de padre”.

¿Cómo compaginas vida laboral e hijo?

– “Intento hacer todo lo posible pero en invierno se me hace muy duro, a veces imposible, solemos cambiar un poco de hábitos y hacer más gimnasio, piscina, y otras veces hasta rodillo”.

Y para finalizar la entrevista, ¿qué esperas del nuevo club para este 2017?

– “Espero ser valorada por mi sacrificio y las ganas que le pongo. Pasé este último trimestre 2016 desmotivada. Intentar hacer buenos resultados, aunque no es primordial. Reconozco que siempre nos gusta ganar, eso lo tengo claro. Tendré altos y bajos de forma que espero ir toreando toda la temporada. Un equipo como el Saertex Portugal Edaetech donde han salido grandes campeones de Mountain Bike quiero aprovecharlo y agradecer la oportunidad que han concedido”.