Secuencia del documental Volta dos Nove

Este año se cumplen 80 años de la Guerra Civil Española y Nigrán quiere conmemorar tal fatídica fecha con un mes de programación especial en la que se incluirá un ciclo de cine y memoria dedicado a la mujer, un acto especial por el homenaje a los fusilados en la “Volta dos Nueve” o la visita del escritor y director Javier Rioyo para presentar su documental “Extranjeros de sí mismos”.

La programación arranca este mismo viernes con el inicio del ‘Ciclo de cine y memoria’ organizado junto con el Instituto de Estudios Miñoranos (IEM) y que lleva por título “Represaliadas”, dedicado a la mujer por ser la gran olvidada de la contienda fratricida.

Las proyecciones tendrán lugar todos los viernes a las 20:00 horas en el Auditorio Municipal, siendo la entrada gratuita. En este ocasión comienza con la conferencia de Montse Fajardo “La represión sobre las mujeres tras el golpe de estado del 36” y continuará el 14 de octubre con el documental “Guillena 1937”; el 21 de octubre “Silenciadas”; el 28 de octubre “Digna Rabia” y el 5 de noviembre “Extranjeros de sí mismos” con la presencia de su director Javier Rioyo.

Uno de los actos principales será el homenaje del Concello, el 15 de octubre, a los fusilados en la conocida cómo ” Volta dos Nueve “, que, por vez primera, tendrá lugar también en Panxón, parroquia a la que cinco de ellos pertenecían. El trágico suceso tuvo lugar el 15 de octubre de 1936, cuando se ejecutaron a nueve vecinos de O Val Miñor como venganza y represión de los falangistas por el suceso del día anterior en Sabarís, cuando en el asalto de las fuerzas nacionales a la casa de los hermanos republicanos “Os Ineses” murieron estos y también uno de los falangistas. Horas después los partidarios del golpe de estado cogieron a nueve vecinos detenidos en la prisión del Frontón, en Vigo, y los fusilaron en la curva de A Bombardera, en Baredo. Durante más de 40 años nueve cruces aparecieron pintadas en ese punto como recuerdo de los fallecidos y, aunque las borraban y buscaron con esmero a los autores, estas siempre volvieron a ser dibujadas. Hoy el lugar es un espacio para la memoria y las cruces se mantienen, ahora impresas, como recuerdo de todo aquello que sucedió.

El 18 de julio de 1936 se inició el episodio más lúgubre de la historia contemporánea de España, una contienda que generaría un boquete imborrable: la Guerra Civil. Tres años después, España era un país destruido que afrontaba 40 años de dictadura franquista.