El gobierno local de Nigrán llevará al pleno ordinario del próximo 6 de julio (el 29 de junio, cuando correspondería, es festivo local) una moción para aprobar la inversión de 373.878 € con cargo al remanente de tesorería para construir la cocina escolar municipal en el CEIP Humberto Juanes que permitiría elaborar los menús de todos los colegios que se suministran de catering. 

Así se lo trasladó el propio alcalde, Juan González, y la edil de Educación, Marina Vidal, a la comunidad educativa del centro en el último encuentro al respeto mantenido a inicios de mes. De este modo, ambas partes consideran que, a todas luces, la Xunta de Galicia no va a comprometer nunca que sea obligatorio para la concesionaria electa emplear la futura instalación, aspecto que el Ayuntamiento lleva más de un año reclamando para realizar la inversión con todas las garantías. “Esta é unha cuestión de saúde, a Xunta non pode situar os intereses das empresas por riba da saúde pública dos nenos, de ningún xeito ímos transixir«, defiende González.

A estas alturas xa temos claro que esta Xunta non pensa comprometerse con Nigrán garantindo que os pregos da vindeira licitación obriguen ao adxudicatorio a cociñar nas instalación municipais, pero desde o Concello e as comunidades escolares non ímos permitir o contrario, chegaremos ata onde sexa preciso e non poderá haber outra fórmula”, advierte el alcalde, quien hace un símil con la calle Otero Pedrayo, “estrada na que acabamos pedindo a súa titularidade para poder humanizala nos pola nosa conta ante a nula vontade do goberno automónico para arranxar o que lle pertence”.

De este modo, el Ayuntamiento no obtuvo otra respuesta desde que en febrero la Consellería de Educación dijera por escrito que no tenía intención alguna de «interferir na decisión que o adxudicatario tome respecto a utilización da cociña do colexio«, es más, insistían: “Non existe a completa seguridade de que se cociñe no centro, o que debe valorar o Concello para realizar o investimento«. Con esta declaración la Xunta rechazaba la petición del Ayuntamiento para que en las futuras bases de licitación se incluyera una cláusula para que la empresa tuviera la obligatoriedad de emplear estas instalaciones que pondrían fin al cuestionado sistema de catering.

El propio regidor descarta que el Ayuntamiento pretenda de la Xunta que se rescinda el contrato en vigor del catering con la consiguiente indemnización que ello supondría. «Somos conscientes do problema que suporía actualmente, pero en menos de dous anos a Xunta ten a posibilidade de prorrogar ese contrato ou non, ese sería o momento de elaborar un novo prego de licitación no que se obrigue aos candidatos a empregar a cociña propia, que xa estaría lista. Non imos permitir outra cousa, faremos as obras e chegaremos ata onde sexa preciso para que isto se materialice«, señala. Estas nuevas bases deberían subrogar los contratos del personal y » zonificar» acorde a la realidad de Nigrán, ya que actualmente el lote adjudicado corresponde al CEIP da Cruz, Mallón, Carlos Casares y también el IES Terra de Turonio, este último de Gondomar.

El Concello de Nigrán incide en que no está pidiendo ninguna idea nueva y alude a la propia realidad de la comarca, ya que en el CEE de Panxón se cocina también para el CPI Arquitecto Palacios y para la E.I. ‘As Dunas’. «Xunto a comunidade educativa desde o Concello temos máis que contrastado que o menú que se elabora directamente no CEE de Panxón é dunha calidade moi superior aos dos demais colexios que se nutren do sistema de catering, e non é xusto discriminar ao alumnado da ensinanza pública, estamos a falar da saúde dos nosos nenos”.

Proyecto aprobado

El Gobierno de Nigrán aprobó a inicios de año el proyecto para modernizar la cocina y el comedor del Humberto Juanes con el objetivo de que pueda dar servicio a todos los colegios públicos del municipio que lo soliciten. El proyecto realizado por el estudio nigranés Aintegra contempla una cocina suficientemente dimensionada para dar respuesta a todos los centros educativos de Nigrán que así lo deseen, así, tendría capacidad para abastecer a más de 570 usuarios, teniendo los colegios de Nigrán actualmente 561 comensales asignados.

«A demanda partiu do CEIP Humberto Juanes, pero é unha cuestión de xustiza, equidade e igualdade de oportunidades que beneficie a tódolos colexios públicos do municipio, con este fin se dimensionou o proxecto», incide González.

Tanto desde la comunidad educativa como desde el Concello consideran que prescindir del sistema de catering actual permitiría tener una alimentación más saludable porque se contrarrestaría el uso de alimentos ultraprocesados y privilegiaría el uso de productos frescos y materias primas del comercio local, podrían elaborarse menús más variados, acercaría a los niños a la cultura del esfuerzo y trabajo al no separar físicamente el proceso de elaboración del resultado final y crearía un ambiente más familiar en el centro. Además, se considera que permitiría menús más equilibrados y ajustados al perfil del alumnado, resultando platos más atractivos para los niños.

Esta nueva cocina ocuparía 490 metros cuadrados de una zona de almacén y de aulas actualmente sin uso y que cuenta con una distribución muy poco funcional, ya que la cocina del centro carece de las instalaciones y equipación mínima necesaria para poder hacer la comida, no existen cámaras ni almacén de alimentos. Así, el proyecto planteado la dota de una equipación acorde a las demandas actuales y renueva y moderniza las instalaciones de fontanería, saneamiento, electricidad, renovación del aire y seguridad contra-incendios. La nueva distribución contará con zona específica donde irán las nuevas cocinas, cámaras frigoríficas y almacenes o zona de lavado y basura.