Archivo

El gobierno de Nigrán considera una “grave incompetencia y descuido” que la Xunta de Galicia esperara hasta hoy, 30 de agosto, para aprobar la concesión de la subvención para contratar a sólo 15 de los 17 socorristas que prestan sus servicios hasta mañana en las playas de Nigrán y Baiona a través de la Mancomunidad.

Esta demora en la convocatoria de la subvención y posterior tramitación por parte de la Mancomunidad supone que Patos y Panxón en Nigrán y Concheira y Frades en Baiona tuvieran que retirar sus banderas azules este lunes.

Hasta el día de hoy, 30 de agosto, no contabamos todavía con la resolución de una subvención que es para contratar socorristas del 1 de julio al 31 de agosto, es algo inaudito y que muestra una desidia total“, valora el alcalde, Juan González.

Además, pese a que la Mancomunidad tiene contratados a 17 socorristas (los que pasaron las pruebas, porque el número requerido eran 27) la Xunta sólo otorga la subvención para 15 socorristas. “La Xunta concede una ayuda que ni de lejos llega para cubrir las necesidades de las playas de Nigrán y Baiona, máximo toda vez que las que tienen bandera azul precisan dos socorristas como mínimo. Es chocante que pidiendo 27 socorristas concedan 15, ni siquiera cubre los 17 que se pudieron contratar a última hora”, destaca el alcalde.

El Ayuntamiento de Nigrán hace una valoración negativa del procedimiento de concesión de subvenciones por parte de la Xunta, que retrasa cada año su aprobación a un límite inconcebible, en este caso a sólo 24 horas de que finalicen el contrato.

Este retraso en la convocatoria y posterior tramitación y selección por parte de la Mancomunidad hizo que resultara imposible reunir los 27 socorristas solicitados para Baiona y Nigrán, aprobando sólo 17 aspirantes de los 21 presentados.

A punto de finalizar el contrato, muchos cogen los días libre que le corresponden, incumpliéndose así el ratio mínimo de ADEAC para las banderas azules de dos socorristas por playa. “Claro está que el próximo año tendremos que buscar soluciones al margen de la Mancomunidad y de la subvención de la Xunta para garantizar las banderas azules, recurriremos a fondos propios para que esto no se repita“, finaliza el alcalde.