ALFREDO

El gobierno de Nigrán presentó en la Comisión de Cuentas previa al pleno del próximo lunes el plan estratégico de subvenciones 2020-2023 con el objetivo de que queden consignadas ya en los respectivos presupuestos.

Como en años anteriores, se mantienen igual las habituales ayudas a actividades deportivas, culturales, participación vecinal, servicios sociales, educación (material escolar) o empleabilidad (becas para el primer empleo u oficina de turismo) y se añaden importantes novedades como ayudas a las comunidades de aguas o subvenciones directas a varias entidades. También, como en años anteriores, el Concello destina 56.000 € a la bonificación a su vecindario del Transporte Metropolitano de Galicia en el área de Vigo.

Trátase de fomentar desde o Concello a realización de actividades de utilidade pública ou interese social a través dun plan que mellora a eficacia na asignación de recursos públicos; a experiencia do anterior plan levounos a manter as mesmas axudas incorporando agora aspectos novos e, por vez primeira, liñas directas”, resume Juan González, alcalde de Nigrán.

Así, entre las principales novedades de esta propuesta de competencia plenaria figura una línea de subvenciones de 10.000 € a las comunidades de aguas del municipio con la finalidad de mejorar las instalaciones o regularizar estas captaciones privadas destinadas a dar un servicio a una pluralidad de vecinos. “En parroquias como Camos ou Chandebrito, onde non chega o abstecemento público a todo o territorio, estas comunidades son as que precisamente garanten este servizo básico aos veciños, polo que desde o Concello consideramos que debemos compensar o seu esforzo coa nosa axuda económica”, explica González.

Por otra parte, el Concello incluye por vez primera una nueva línea de ayudas directas a tres entidades: Esperanza do Val Miñor para la organización de su campamento inclusivo (2.500 €); Fundación Menela (4.000 €) para la realización del programa ‘Xacobeo Autismo’; y la ONG ‘Solidariedade Galega co Pobo Saharaui’ (2.500 €) para proyectos de cooperación al desarrollo, ayuda humanitaria o sanitaria, formación o el programa ‘Vacacións en Paz’ suspendido este verano por el Covid-19.