El Concello de Nigrán ha dotado sus dos espacios de esparcimiento para perros del municipio, en A Ramallosa y en el núcleo urbano de Nigrán, con mobiliario de juego específico de manera que conforman un circuito de agility. Así, ambas áreas cuentan ya con su respectivo balancín, pasarela, salto de altura y túnel. Estos elementos están fabricados en materiales resistentes a la intemperie, para largo uso y anti-vandálicos y, lógicamente, los obstáculos no presentan ningún peligro para el animal.

El Concello de Nigrán estrenó en octubre un espacio para perros en el núcleo urbano de Nigrán (frente a la nueva biblioteca) que se sumó al habilitado en A Ramallosa, al lado de la Piscina Mancomunada. Ambos fueron demandados por el vecindario, ocupan unos 350 metros cuadrados de superficie y están pensados para que los animales puedan estar sueltos sin necesidad de correa.

La superficie, de césped natural, está delimitada con un cierre perimetral de malla metálica rígida para garantizar que no escapen. Los dos parques fueron realizados por operarios municipales y requirieron de muy poca intervención, ya que el Concello optó por reconvertir estas zonas de jardín infrautilizadas.