CEDIDA // El poste de luz dificultaba la circulación en la zona

Con esta actuación se acaba con una demanda que los vecinos de San Pedro reclamaron durante décadas.

El Ayuntamiento de Nigrán y Unión Fenosa finalizaron esta semana las obras para enterrar el tendido eléctrico en el cruceiro de San Pedro (A Ramallosa) poniendo fin a existencia de un poste que durante décadas se encontraba justo en medio de la calle.

La intersección entre las calles Cruceros y Barreras se encuentra ahora totalmente liberada, sin ningún obstáculo que entorpezca o dificulte la conducción en una zona en la que precisamente se registra mucho tránsito de vecinos al tratarse de un barrio muy habitado.

Esta pequeña obra implica una mejora en la seguridad viaria, la puesta en valor del patrimonio y, consecuentemente, mejora de la imagen de la parroquia. Para un vecino que vive aquí y que pasa todos los días por el cruce el soterramiento tiene una importancia enorme“, indica el alcalde, Juan González, quien señala que de este modo también se ponen en valor el cruceiro, completamente eclipsado antes con los cables y el poste.