CEDIDA

El Concello de Nigrán estrena el año con la puesta en marcha desde este viernes del programa ‘Xantar na casa’, un servicio de comida a domicilio destinado a garantizar una alimentación saludable a personas mayores de 60 años, dependientes o en riesgo de exclusión social, siendo el primer municipio en la comarca del Val Miñor en participar en este programa conjunto con el Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e ienestar. En Nigrán arrancó con 10 usuarios de las parroquias de Chandebrito (3), Panxón (2), Priegue (2), Parada (1) y Nigrán (2), siendo 9 de ellos ancianos dependientes y una persona discapacitada con problemas de movilidad.

É un día moi importante para Nigrán porque damos un paso máis no noso proxecto ‘Un Nigrán para todos’ , neste caso dirixido á facilitar a automonía persoal ao tempo que garantimos unha alimentación saudable facilitando tamén a conciliación das familias coidadoras”, resume el regidor, quien espera que el número de beneficiarios vaya incrementándose. Así, un día a la semana (los viernes en el caso de Nigrán) reciben en el propio domicilio 7 bandejas con los menús correspondientes listos para calentar en el microondas y con todas las garantías sanitarias (incluyen pan, primero plato, segundo y postre), teniendo un coste simbólico para el beneficiario de 1,76 € por menú (Concello y Xunta aportan el resto hasta 6,60 €).

Os meus avós son maiores e viven sós, ela era quen cociñaba pero cada vez con maior dificultade, xa que non ten case sensibilidade nas mans, o que tamén resultaba un perigo porque se pode queimar sen darse conta”, explica el nieto de Rosa y Manuel, un matrimonio de Chandebrito que se mostraba encantado con la comida. “Está boísima, máis non podemos pedir, isto é marabilloso para nos”, decía Manuel mientras comía dos platos de muestra y hablaba con la técnica. “Para nos é unha axuda enorme, o noso pai vive só e unha irmá se ocupaba de cociñar e traerlle a comida de toda a semana, isto é un respiro, facilita a conciliación moitísimo”, explica la hija de Rafael, otro usuario de Chandebrito.

Moitos maiores que viven sos, especialmente do rural, non teñen a capacidade de ir a mercar os alimentos e poñerse despois a cociñar e, ademais, desexan manter a independencia de vivir nos seus propios fogares, este programa é dunha gran axuda”, añade Bibiana Peixoto, edil de Asuntos Sociales, quien subraya además el escasísimo coste económico que supone para el beneficiario.

Los menús son completos y equilibrados, correctamente condimentados y con una buena presentación, variados y adaptables a las necesidades de las personas beneficiarias, sus gustos y hábitos, así como a la gastronomía local y a la época del año (se trata de una dieta basal de 630-840 Kcal., lo que supone el 35% del volumen energético diario total, que en el caso de los ancianos oscila entre 1.800 y 2.400 Kcal). Desde ‘Xantar na casa’ procuran especialmente el uso de productos de origen, elaboración o transformación gallega.

Además, al inicio del servicio se comprobó que las personas beneficiarias disponían de microondas, frigorífico, menaje y cualquier elemento necesario para la preparación e ingesta de los almuerzos porque en el caso de carecer de electrodomésticos se ponen a su disposición en régimen de depósito.

Desde una perspectiva integral, ‘Xanatr na casa’ puede complementar al servicio de ayuda el hogar permitiendo mantener al máximo la propia capacidad de independencia y autonomía y posibilitando la permanencia en sus propios hogares en unas condiciones aceptables, evitando el desarraigo o retardando posibles institucionalizaciones.