El Concello de Nigrán incorporará por vez primera en el municipio el ‘Servicio de Atención Temprana’ dirigido a niños de 0 a 6 años con algún trastorno transitorio o permanente en su desarrollo o en riesgo de padecerlo.

Este se ubicará a partir de julio en la antigua Escuela de Niñas del Ceán (local municipal sede de la entidad vecinal Donas y que, generosamente, autoriza a emplear) y contará con un logopeda, un fisioterapeuta y un psicólogo. La puesta en marcha inicial cuenta con una subvención de la Xunta de 28.730 € para 1.750 horas de servicio desde el 1 de julio al 31 de octubre de 2021, asumiendo a continuación el Concello su financiación con el objetivo de que funcione indefinidamente.

Su presencia en Nigrán permitirá dar verdadera respuesta a la demanda del municipio y que las familias dejen de tener que desplazarse hasta Vigo, donde la Consellería de Sanidade lo ofrece a través de la Clínica San Rafael, con lista de espera.

“Temos a subvención e o local municipal da A.V. Dunas de Nigrán, agora licitaremos o servizo para que poida optar a el unha empresa ou unha entidade social, o noso obxectivo é mantelo como un piar da nosa política ‘Un Nigrán para todos'», explica el alcalde, quien recibió la resolución de la Xunta este lunes 26 de abril y la califica como una » boísima noticia para o municipio». « Era unha demanda de moitas familias, educadores e sanitarios e unha prioridade para o Departamento de Servizos Sociais de Nigrán, así que a satisfacción é máxima«, reconoce.

Tal y como solicitó el Concello, el servicio contará con un fisioterapeuta a media jornada, un logopeda y un psicólogo a jornada completa. Los pacientes serán derivados a través de los centros de salud de Nigrán (pediatría), a los que los centros educativos o bien los propios servicios sociales del Concello también podrán recurrir para la petición de diagnóstico, siendo fundamental su trabajo para la detección precoz de los trastornos o del riesgo de padecerlos.

Entre los diagnósticos con alta probabilidad de precisar de este servicio para potenciar las capacidades están la gran prematuridad, el daño cerebral, parálisis, trastornos del espectro autista, TDAH, trastornos de conducta o emocionales, sordera, ceguera, anomalías congénitas del cerebro…

Esto generalmente implica un retraso en el desarrollo general, de la motricidad fina o gruesa, del sistema cognitivo, del lenguaje… En otros casos, los menores que lo necesitan están en una situación de vulnerabilidad evolutiva debido a factores de riesgo biológicos, psicológicos o sociales, y, por tanto, con alta probabilidad de desarrollar un trastorno o retraso en el desarrollo de no mediar una intervención temprana. Por lo tanto, dichas actuaciones no van dirigidas únicamente a los niños que padecen algún déficit físico, psíquico o sensorial, sino también a los que pueden presentar problemas madurativos o de adaptación (conocidos cómo niños de alto riesgo) y a los niños sin una patología evidente.

El objetivo es que el Servicio de Atención Temprana diseña de manera multidisciplinar sesiones individualizadas que permitan potenciar la capacidad de desarrollo y de bienestar de estos pequeños y de sus familias.