Árbol botella ubicado en la entrada de la antigua fábrica de champán

El Concello de Nigrán presentará sus dos primeras especies para que se incorporen al catálogo de ‘Árbores senlleiras de Galicia’ creado por la Xunta en el 2007 con el objetivo de otorgarles la máxima protección. En concreto, se trata de la conocida cómo ‘árbore botella’ pegada a la entrada de la antigua fábrica de champán y del castaño situado en el recinto de la iglesia de San Pedro, ambas situadas en el trazado del Camino Portugués por la Costa, con más de un siglo de vida, una foránea y la otra icónica de Galicia, y a 400 metros una de la otra. Actualmente, en el Val Miñor sólo figuran en este catálogo los abetos chinos del pazo de Gondomar.

«Son dúas árbores espectaculares polo seu gran porte e a súa ubicación, cunha historia intrínseca, e queremos protexelas e poñelas en valor para garantir a súa supervivencia independientemente de futuras actuacións que puidesen realizarse na contorna«, incide el alcalde, Juan González, quien destaca que al estar situadas en el trazado del Camino «constitúen un elemento máis de interese«. Así, su catalogación permitiría incorporarlas al patrimonio natural de Nigrán y darles una especial protección que reconoce su valor científico, cultural, etnográfico y histórico, es decir, se protegerían a nivel biológico y antropológico.

El árbol botella, braquitito o kurrajong es una especie exótica natural del este de Australia muy rara de encontrar en Galicia y posiblemente traída por migrantes, por lo que tiene un especial interés por este motivo y por su relación histórica con la antigua fábrica de champán con la que linda, ya que antiguamente formaba parte de la finca (está situada en el lugar de A Pereira, en un cruce de caminos en la parroquia de San Pedro).

Con el paso del tiempo, la empresa vinícola hizo un muro con una placa tallada en la entrada en la que figura el año 1901, quedando el braquitito en la calle, por lo que no cabe duda de que supera los 120 años (a mayores, una ancha cicatriz vertical en la corteza denota su gran edad). Recordemos que esta fue la primera bodega de champán de Galicia, donde se fabricó entre 1920 y 1925 el ‘Gran Champán Galicia’ bajo la marca ‘Manuel Costa y  Cía’, hecho de especial interés histórico para Nigrán que el Concello desea divulgar también a través de esta singular ‘botella’.

«Está nun cruce de camiños e entre as súas polas pasa cableado eléctrico, queremos protexela e que ningunha decisión urbanística poida nunca acabar con esta árbore, en definitiva, buscamos que pase a formar parte do noso patrimonio natural protexido«, resume el alcalde, Juan González.

Castaño de San Pedro

A escasos 400 metros, custodiando una de las entradas al camposanto de San Pedro, parada del Camino de Santiago por la Costa, se encuentra el castaño, con un diámetro de 158 cm (28 cm por encima del perímetro normal) y 35 metros de altura bajo un aspecto corpulento y porte erecto. El ingeniero forestal municipal certifica “sendo mui precavido’ que supera los 110 años, ya que en las fotografías del vuelo americano de 1956-1957 ya se aprecia con una copa muy similar, por lo que como mínimo en aquel momento tendría 50 años.

Siendo un árbol autóctono e icónico en Galicia, es una suerte que sobreviva un ejemplar con sus características tan cerca del litoral, ya que, por la propia urbanización de la franja costera, la mayoría de estos ejemplares se reducen al interior de la comunidad. Este ejemplar es buena prueba de la importancia de los castaños en Galicia como sustento y fuente de madera a lo largo del tiempo: las fuertes podas que sufrió (aún apreciables) indican que su extracción no sólo fue con objetivos de formación, si no también para adquisición de madera de gran calidad. A mayores, lo cierto es que este castaño forma parte esencial del conjunto de la iglesia de San Pedro y también de su historia, tanto es así que los vecinos aún recuerdan como apoyado sobre sus ramas se colocaba el palco de la música para las fiestas parroquiales.