El Concello de Nigrán habilitó nueve semáforos acústicos para invidentes que se activan a través del móvil gracias al receptor de bluetooth con el que se dotó al módulo verde de peatón.

Este mecanismo permite que la señal acústica funcione sólo cuando detecta la presencia de otra señal de bluetooth procedente del teléfono móvil de un invidente, suprimiendo así el inconveniente de que suene indiscriminadamente todo el tiempo que está en verde para peatones y de que se elimine por la noche para evitar molestias a los vecinos, como usualmente se hace.

El dispositivo fue instalado en nueve semaforos de las calles Rosalía de Castro, Estrada por la Vía, Val Miñor y Pablo Iglesias por un importe total de 10.563 euros. Actualmente este sistema sólo funciona en las grandes urbes como Vigo y supone la gran ventaja de que no molesta a los vecinos y al mismo tiempo está siempre operativo para quien lo necesita en ese momento, ya que el sistema tradicional consistía en apagar la señal acústica toda la noche o en reducir el volumen, resultando por lo tanto ineficaz.