ALFREDO

El Diario Oficial de Galicia (DOGA) informa hoy de la aprobación definitiva de la modificación puntual número 25 de las normas subsidiarias de planeamiento urbanístico del Concello de Nigrán, vigentes desde 1991.

Esta modificación entrará en vigor en cuanto el texto completo sea publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Pontevedra en las próximas semanas. Paralelamente, el Concello de Nigrán continúa con la tramitación del Plan Xeral de Ordenación Urbanística para obtener su aprobación definitiva.

El Concello de Nigrán, a través de una moción del gobierno que en un primer intento fue rechazada por la oposición, dio luz verde por unanimidad en el pleno ordinario de 30 de septiembre de 2019 a la modificación de las normas subsidiarias tras décadas sin actualizar (están vigentes desde 1991). Este cambio facilitará la tramitación urbanística a los vecinos y pondrá fin a muchas incorrecciones entre la norma escrita y la realidad.

Para el gobierno local se trata de un asunto de «máximo interés» para los vecinos, ya que abre un nuevo horizonte a muchos propietarios de viviendas anteriores a 1975 (consecuentemente sin licencia de ocupación) que desean rehabilitarla y que hasta ahora no podían, motivo por lo que incluso entidades vecinales como ‘A Hirmandade de Priegue’, ‘ Monteferro de Panxón’, A Camoesa’ de Camos, “A Unión de San Pedro’ o O Castro’ de Chandebrito incidieran en la importancia de la modificación mediante escritos a los partidos de la oposición ya que, inicialmente, no se mostraron favorables aunque luego rectificaron.

Era algo moi esperado e de enorme importancia, xa que moitos veciños estaban pendentes desta publicación para poder emprender determinados cambios nas súas vivendas ata agora non permitidos. Esta mañá xa recibimos moitísimas preguntas ao respecto e, desde o Concello, incidimos en que a aprobación é xa definitiva, pero entrará en vigor en canto se publique no BOP, que será ao longo deste mes”, insiste el alcalde, Juan González.

En el sustantivo, el cuerpo de las NNSS se mantuvo vigente en Nigrán a lo largo de casi 30 años y, por lo tanto, al margen de la constante evolución del marco normativo, identificando los técnicos municipales disfunciones que dificultan objetivos como la regeneración y renovación urbana o rehabilitación y eficiencia energética. Así, esta modificación rebaja las restricciones en aspectos como ampliaciones hasta un 50% en núcleos rurales, reduce los retranqueos, relaja las condiciones estéticas o da mayor flexibilidad en la mejora y ampliación de caminos por donde no pueden acceder actualmente ni los vehículos de emergencia sanitaria.

En su publicación de hoy en el DOG, la Concejalía de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda incide en que, aunque el estado de alarma decretado por la crisis sanitaria del Covid-19 paralizó todos los procedimientos, gracias a la orden publicada el 27 de abril se acordó continuar con la tramitación de aspectos como esta modificación al considerarse indispensable para el interés general.