El Concello de Nigrán, ante la petición de la Federación Galega de Municipios e Provincias (FEGAMP) para que las localidades ofrezcan espacios potenciales en su territorio para la acogida de refugiados afganos, ofreció la Residencia de Tiempo Libre de Patos como un hogar idóneo, ya que es una instalación ya dotada, tiene sólo actividad de junio a septiembre, y dispone de camas y habitaciones individuales, así como cocina industrial y comedor.

“No caso de Nigrán hai esta instalación que cumpre con todos os requerimentos que precisaría un fogar de acollida”, indica el alcalde y presidente del Fondo Galego de Cooperación e Solidaridade, Juan González, quien incide en que es una residencia frente al mar, totalmente accesible, con 150 plazas y habitaciones individuales, de 2 y 3 camas…

Trátase dun lugar que precisamente está infrautilizado pola Xunta, quen o xestiona, está pechado a maior parte do ano e tanto traballadores como Concello cremos que non ten sentido esa situación, esta sería unha ocasión marabillosa para darlle unha utilidade verdadeiramente social e solidaria, estaríamos moi orgullosos de que Nigrán puidese colaborar deste xeito nesta crise humanitaria”, añade González.

“Ogallá que non sexa preciso empregala, pero desde Nigrán temos a sorte de poder colaborar nesta crise con este espazo que xa está dotado e que non ten actividade algunha”, finaliza.