El Concello de Nigrán pedirá formalmente a la Xunta explicaciones sobre la total ausencia de medios autonómicos en la lucha contra los incendios del pasado domingo en el municipio y que se cobró dos vidas en la evacuación de la parroquia de Chandebrito.

Durante toda la jornada del día 15 al 16 de octubre el gobierno municipal pidió ayuda urgente sin obtener respuesta por parte de ningún organismo autonómico, contando sólo con la ayuda de Policía Local, Guardia Civil, Policía Nacional, GES, empresas concesionarias como Aqualia y Cespa y, sobre todo, de los propios vecinos, que pusieron en riesgo sus vidas tratando de sofocar el fuego.

Desde el Concello de Nigrán lamentan la actitud del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ayer culpó a los ayuntamientos afectados cómo Nigrán y Baiona de no haber firmado un convenio de colaboración que facilitaría labores preventivas y de defensa forestal. “La propuesta de convenio que la Xunta hizo a Nigrán es de 7 de abril de 2014, cuando gobernaba precisamente el PP“, subraya el regidor, Juan González. En cualquiera caso, reitera que es el momento de “trabajar conjuntamente y no de pelear. No buscamos crear polémica, si no medidas que garanticen que esta situación no se repita. Ahora mismo necesitamos que la Xunta colabore de verdad y nos facilite técnicos medioambientales y forestales, es cierto es que de momento no tenemos ninguna ayuda”, insiste.

Desde el Concello se trabaja actualmente para tramitar la declaración de zona catastrófica y en la creación de un comité científico que evalúe el territorio afectado y de las pautas para recuperar la masa forestal. “Tenemos cientos de ofertas de grupos de voluntarios de toda España y vecinos a los que agradecemos infinitamente su generosidad pero primero hay que analizar la situación y después tomar las medidas necesarias, de momento no es conveniente ni siquiera pisar el terreno quemado“, señala el regidor. Hay que señalar al respeto que las dos familias afectadas por la quema de su casa en el municipio de Nigrán están realojadas y tienen cubiertas sus necesidades básicas gracias a la generosidad de todos.

Paralelamente, el Ayuntamiento de Nigrán anuncia la creación de un equipo municipal con el alcalde y la Concejalía de Medio Ambiente al frente que se ofrecerá para tramitarle a los vecinos todas las ayudas que surjan al respeto desde los diferentes organismos. “De momento la Xunta anunció que dará ayudas, pero no está abierta la convocatoria, que nadie se preocupe que informaremos a todas las entidades y vecinos“, añade.

A lo largo de esta semana el Ayuntamiento de Nigrán repartió más de 70.000 litros de agua en las parroquias de Chandebrito y Camos, donde además se encargó a una empresa el análisis inmediato de las más de 30 fuentes y manantiales de la parroquia para que certifiquen si siguen siendo potables. El incendio destruyó canalizaciones de traídas comunales y mismo de sus depósitos, motivo por lo que los vecinos de Chandebrito y buena parte de los de Camos no tienen actualmente agua, ya que en esta zona no hay abastecimiento municipal. Gracias a las empresas concesionarias Aqualia y Cespa se están trasladando con camiones motobomba agua a los depósitos, paralelamente el Ayuntamiento repartió más de mil litros en botellas de agua, este viernes se descargaron dos furgonetas en el Centro Cultural A Camoesa para distribuir entre las familias que lo precisen.

La ola de solidaridad recibida fue inmensa, estamos muy orgullosos de todos los vecinos por su ayuda tanto en la lucha contra el fuego como después ayudando en el pabellón a los afectados, entre todos conseguimos que esta tragedia no fuera aún mayor del que ya es“, concluye el alcalde.