El Concello de Nigrán reabrió esta semana su centro de Panxón para ofrecer presencialmente su servicio municipal de atención a personas con alzhéimer u otras demencias, adaptándolo a todas las circunstancias sanitarias y reforzándolo para tratar de recuperar las patologías asociadas al confinamiento. Desde marzo, la atención era telefónica o directamente en los domicilios.

Así, el centro, ubicado en el recinto del CEE de Panxón, aumenta de dos a tres sus sesiones semanales (martes, miércoles y viernes) y no cerrará en agosto por vacaciones, como viene siendo habitual. Este fue dotado con 20.000 € anuales en el recientemente aprobado presupuesto, un 33% por ciento más del que había consignado (15.000 €).

«Desde que se decretou o estado de alarma en marzo o centro permanecía pechado aínda que ofrecían atención telefónica ou domiciliaria, pero os 12 usuarios e os seus familiares non se beneficiaban das vantaxes do propio centro desde hai case 5 meses, asi que consideramos prioritario abrilo en canto a Xunta o autorizou. É moi importante que os pacientes retomen canto antes a terapia, xa que ademais poden se poden tratar síntomas asociados ao confinamento, paralelamente, as familias precisan o servizo para poder conciliar», indica el alcalde, Juan González, quien incide en el aumento presupuestario realizado en este año.

Así, las instalaciones tuvieron que ser acondicionadas para poder retomar la actividad grupal, ya que además se trata de personas de alto riesgo al superar todos los 70 años. De este modo, se separaron las mesas mediante metacrilatos guardando las distancias de seguridad y en la entrada se ubicó un dispensador de gel hidroalcólico. Paralelamente, los terapeutas les toman y anotan la temperatura a su llegada, además de emplear mascarillas hasta estar ubicados en sus puestos (los trabajadores la llevan en todo momento).

El Concello de Nigrán inició este programa gestionado por AFAGA en el año 2016, siendo un referente público en la atención de las personas con demencias, ya que se trata de un servicio 100% municipal. El Centro fue dotado por el Concello con nuevas tecnologías y equipaciones tecnológicas para su uso terapéutico, como una sala  snoezelen o sala de estimulación y software Gradior de rehabilitación neuropsicológica en la que el Concello invirtió 17.155 €.