El Concello de Nigrán da un paso más en la puesta en valor del espacio dunar de playa América-Panxón al renovar la totalidad de la señalización del ecosistema. Los vecinos, y visitantes de la pasada semana Semana Santa, se encontraron ya con una señalítica homogeneizada y con contenidos actualizados, relevando así a la anterior, muy deteriorada tras el paso de los años, con diseños inconexos y un tratamiento interpretativo de los textos desfasado.

La nueva señalización incluye fotografías, infografías o dibujos y ofrece una información general sobre la importancia del ecosistema dunar, además de información específica sobre las especies más emblemáticas de su flora y fauna (muchas de ellas únicas y amenazadas por la pérdida de estos espacios) así como de la problemática de las especies exóticas invasoras.

A mayores, en esta renovación se incorporan también paneles panorámicos para la interpretación del paisaje y la evolución histórica del ecosistema. “En definitiva, invita a realizar o paseo completo ao tempo que concienciará sobre a importancia de preservar este espazo”, incide el alcalde Juan González.

Así, consta de una mesa panorámica instalada en la zona de la desembocadura del río Muíños con una ortofoto donde se visualizan los elementos representativos del paisaje; dos paneles generales sobre el ecosistema dunar en el principio y fin de las dunas; un panel en perspectiva longitudinal del ecosistema dunar y una infografía sobre la graduación de las distintas áreas dunares; un panel sobre las especies invasoras de flora y su impacto; otro panel con las especies de flora dunares, su importancia y sus amenazas; un panel sobre aves más representativas del entorno en el observatorio ornitológico; un panel sobre la Historia y evolución del ecosistema dunar que contraponga fotos antiguas y actuales; un panel sobre la fauna de las dunas (anfibios, moluscos,  lepidópteros, insectos); dos paneles de zona prohibida a perros en la desembocadura del río Muiños para la protección de las aves y explicación del motivo; y, finalmente, dos paneles de la zona prohibida baño en la desembocadura del río.

Trátase de dar unha continuidade ás actuacións que vimos realizando desde hai anos para por en valor a contorna”, destaca el regidor. De hecho, esta iniciativa se añade a la reciente creación de una micro-reserva piloto en la zona dunar de Lourido (ahora también protegida) o dotar al paseo del primer observatorio de aves, instalar más rampas accesibles, mejorar el cierre perimetral o realizar rutas de sensibilización ambiental y jornadas de voluntariado destinadas a erradicar la hierba carnicera y la margarita africana, dos especies invasoras con gran presencia.