El Concello de Nigrán está finalizando de restaurar ocho fuentes municipales a través de una subvención de 10.960 euros concedida por la Diputación de Pontevedra para la rehabilitación del patrimonio histórico cultural.

Concretamente, se trata de las fuentes de la Cruz y Pereiro en Camos, la de la Estación en Panxón, la del Castro e Iglesia en Parada, la de la Coba en Priegue y, finalmente, las de Cabreira y Pías en A Ramallosa. Ocho elementos en total seleccionados, no sólo con el objetivo de llegar al mayor número de parroquias, sino también de actuar en los más deteriorados o con un valor patrimonial más alto.

“La puesta en valor de estos elementos y el cuidado y mantenimiento de la zona en la que se encuentran es primordial para el gobierno. Las fuentes forman parte de nuestro patrimonio etnográfico y como tal debemos conservarlo, seguiremos con esta política en todas las parroquias“, señala el alcalde, Juan González.

Así, en cada una de ellas se realizarán obras de restauración y conservación empleando los materiales adecuados para respetar, tanto el bien en sí como su entorno. Las actuaciones son similares entre sí, en general les corresponde la mejora del acceso a la misma y la rehabilitación mediante técnicas que permitan devolverlas al estado originario.

Por otra parte, y al margen de esta subvención, el Concello acaba de reparar la fuente de Rías, en Camos, canalizando nuevamente el agua, que llegaba en poca cantidad al desagüe. Se trata de una fuente muy empleada por los vecinos de A Rotea para el consumo propio y ya funciona a pleno rendimiento.