El alcalde de Nigrán, Juan González, asistió en Porto do Molle junto a David Regáis, delegado de Zona Franca, a la jornada divulgativa del proyecto ‘ Run4Life’: una iniciativa que ya es efectiva en el Edificio Tecnológico del polígono con la colaboración de Aqualia (concesionaria del servicio en el Ayuntamiento de Nigrán) y Zona Franca y que propone un cambio de paradigma para recuperar de manera eficiente los nutrientes de las aguas residuales dentro del enfoque de economía circular.

Esta iniciativa, que cuenta con financiación de la UE, tiene en Europa cuatro ubicaciones demostrativas: el propio Centro de Negocios de Porto do Molle, con 200 usuarios; una urbanización de 32 viviendas en Sneek, Países Bajos, para 100 personas; 430 viviendas de los ‘Nuevos Muelles’, en Gante, para 1.200 personas; y 320 apartamentos en Helsingborg, Suecia, para 1.800 personas.

«Este Centro de Negocios es un edificio pionero a nivel mundial en lo que se refiere a la sostenibilidad, este es el camino que las administraciones debemos promover para preservar de verdad los recursos de nuestro planeta. Es un orgullo que Nigrán, a través de Zona Franca y nuestra concesionaria Aqualia, sea un referente en el que la responsabilidad ambiental se refiere«, señaló el alcalde, Juan González, en el cierre de la jornada.

El proyecto piloto Run4 Life afronta varios de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), focalizado en el tratamiento y reutilización de aguas domésticas y la recuperación de recursos como energía en forma de biogás y fertilizantes agrícolas.

El Centro de Negocios de Porto do Molle está equipado con sistemas de recolección separativas para aguas negras y grises, lo que permite reutilizar el agua de los lavabos en las cisternas de los WC y orinales. A mayores, la planta de tratamiento permite recuperar los recursos de las aguas negras (WC) a través de un tratamiento anaerobio que la transforma en productos fertilizantes, biogás y agua ya tratada que no necesita ir a la depuradora. En este proyecto de Nigrán colaboran también, entre otros, las Universidades de Vigo y Santiago o WE& B.

Run4life parte de la reflexión de que el suministro mundial de alimentos depende por completo del uso de fertilizantes que actualmente se basan en prácticas de producción no sostenibles (básicamente vienen de la roca de fosfato) y en que, paralelamente, tenemos que depurar aguas residuales de origen doméstico portadoras de recursos (especialmente agua y nutrientes) que apenas se recuperan en los actuales sistemas centralizados de gestión de aguas residuales.

Financiado con fondos del Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea, el objetivo de esta jornada era lo de informar e implicar a la sociedad de los resultados conseguidos en estas cuatro ubicaciones, además, incluyó a la visita a la planta de tratamiento descentralizado operada por Aqualia ubicada en el propio edificio nigranés.

Todos los resultados, tanto técnicos como sociales, abrirán nuevas oportunidades comerciales y proporcionarán datos para conseguir la aceptación institucional, legal y social de las tecnologías aplicadas en el proyecto.