ALFREDO // Peaje de Vincios

El gobierno de Nigrán remitió un escrito a la Xunta y presentará una nueva moción en el Pleno para reclamar la gratuidad de la AG-57, la autopista que conecta los tres Concellos de O Val Miñor y Vigo mediante peaje.

Esta vía de O Val Miñor, de la que el Grupo Itinere tiene la concesión hasta el año 2045, tiene un coste de 1’10 euros en el trayecto Baiona-Nigrán, 0’80 euros Vincios- A Ramallosa o 0’35 euros Nigrán-A Ramallosa.

El gobierno de Nigrán retoma ahora esta vieja reivindicación tras la eciente supresión del peaje de Redondela. “Somos los grandes olvidados; Cangas primero y Redondela después consiguieron el fin del peaje, pero la Xunta no considera esta cuestión para el Val Miñor, es un agravio comparativo“, señala el alcalde, Juan González, quien incide en que el hecho de que todos los tramos de la AG-57 tengan un coste impide que esta funcione como la verdadera circunvalación que necesita el Val Miñor. “La realidad es que siendo de pago no resulta un vial alternativo ni en los momentos de máxima afluencia en la comarca“, resume.

El gobierno de Nigrán recuerda que las circunvalaciones de las grandes áreas de Galicia son gratis, máxime cuando unen con una gran ciudad. “La supresión es algo muy necesario para el día a día de los vecinos del Val Miñor, pero es que además, en el caso de Nigrán, resta competitividad al Parque Empresarial Porto do Molle y hace que el tráfico de mercancías discurra habitualmente por carreteras convencionales, con la pérdida de fluidez viaria y pérdida de seguridad que conlleva”, señala González, quien añade que “es la autopista que, de manera más rápida y directa, conecta el Val Miñor con servicios básicos como el Hospital Álvaro Cunqueiro, la Universidad de Vigo, el Aeropuerto de Peinador o el Parque Tecnológico de Valadares. Ir al hospital o a la Universidad no puede significar para nuestros vecinos un plus de desembolso con respecto a otras áreas, son todos servicios básicos a los que se llega en escasos minutos a través de la AG-57“.

En definitiva, la gratuidad de la AG-57 permitiría que se empleara cómo verdadera circunvalación beneficiando a toda el vecindario de la comarca, descongestionaría el tráfico ganando al tiempo en seguridad y contribuiría a la competitividad empresarial de toda el área.