El Concello de Nigrán ha destinado 33.000 € del Remanente de Tesorería para sustituir la obsoleta iluminación de las calles Baiona y Gondomar (Panxón) por tecnología LED con el objetivo de mejorar la calidad del servicio contribuyendo al mismo tiempo a la sostenibilidad ambiental y mejorar la imagen del entorno al incluir el cambio de las columnas.

En total, supuso el relevo de 25 puntos de luz de vapor de sodio por LED, los correspondientes báculos y el arreglo del anclaje, ya que el deterioro y obsolescencia del conjunto suponía un riesgo de caída o contactos eléctricos, además de repercutir negativamente en el paisaje al estar visiblemente oxidados y golpeados. En definitiva, se rebajaron los costes de consumo y mantenimiento mejorando la calidad del servicio y de su eficiencia energética, ya que los niveles de iluminación resultaban excesivos y provocaban contaminación lumínica, adicionalmente supone la eliminación de contaminantes (metales pesados de las viejas luminarias) y bajada de emisiones de gases de efecto invernadero.

Así, los viejos báculos de fotón canjeados por columnas de acero al carbono con el ornamento del escudo del Concello, galvanizadas en zinc y con tratamiento washprimer para evitar la corrosión propia de los ambientes marinos, mientras que las luminarias cambiaron a LED con certificado ENEC y son pre-programables.

En definitiva, quixemos mellorar a seguridade e a calidade do servizo do alumeado aproveitando mellor os recursos enerxéticos e contribuíndo á sostibilidade medioambiental”, señala Juan González, alcalde de Nigrán, quien considera prioritarias los relevos en los núcleos urbanos con gran afluencia de peatones y circulación vial, como ya se hizo anteriormente en la PO-552 en A Ramallosa (entorno de Manuel Lemos, Avda. Portugal. Avda. Pablo Iglesias y Torrente Ballester), otras calles Panxón, centro de Nigrán, Chandebrito…