portal CEIP Mallón
ALFREDO // Algunos de los padres afectados por el cierre del portal

El pasado 20 de marzo, la dirección del CEIP Mallón de Nigrán, tomaba la decisión de cerrar definitivamente la puerta trasera del centro escolar por “motivos de seguridade do alumnado”. Dicha puerta da a un “camino de servidumbre” por donde entraban ocho niños de entre seis y doce años residentes en el barrio de O Viso.

Tras este cierre, los pequeños tienen que dar un rodeo de casi un kilómetro para acceder al centro escolar. Según los padres de estos niños, el cierre definitivo vino dado “porque una niña de tan sólo tres años salió por ese portal en el momento del recreo y se perdió por el barrio. Un vecino la encontró desorienta y la llevó de nuevo al colegio». «Dejamos a los niños en el centro escolar pensado que están bien y al final ocurren estas cosas”, indica María Maciel, una de las madres.

María asegura que viven en la última casa del barrio, “la que está más lejos de la puerta principal. Tengo dos niños pequeños y les cuesta mucho hacer ese recorrido. No nos parece normal que cerraran el portal ya que estuvo toda la vida abierto, más de 35 años, desde que se hizo el centro. No hay derecho, sólo pedimos que lo abran y lo cierren a la hora de entrar y salir”, apunta.

Marina, una abuela que tiene que llevar y buscar a sus dos nietos al colegio y que no tiene coche, asegura que tienen que andar casi un kilómetro. “Temos que saír media hora antes da casa, chova, faga vento ou calor. Con dous nenos pequenos nos leva cómo 25 minutos, e outros 25 minutos en volver, cando antes só nos levaba a penas cinco. O único que pedimos é que abran o portal a hora de entrar e saír. O centro ten unha conserxe que pagamos entre todos, non sei para que a queren” .

Isaac Cardoso, otro de los afectados y padre de una niña de ocho años, afirma que lo único que piden es un conserje definitivo para que abra y cierre el portal a la hora de entrar y salir los niños del colegio. “Es un trastorno para todos los vecinos de O Viso, puesto que hay que dar un rodeo inmenso de casi un kilómetro para acceder por la puerta principal. Algunos vecinos tiene que salir media hora antes ya que no tienen coche. Son 25 minutos andando con niños de muy corta edad y con el consiguiente peligro de que los atropellen”.

Los afectados aseguran que fueron al Concello a denunciar esta situación, “pero el alcalde no dio la cara. Dijo que iba a venir a hablar con nosotros y no apareció”. Desde este medio nos fue imposible contactar con la directora del CEIP Mallón. Sin embargo, desde la Consellería de Educación aseguraron que no tienen constancia de esta decisión tomada por la dirección del colegio y apuntan que los centros escolares tienen autonomía para tomar este tipo de decisiones.

Asimismo, el portavoz de UCN, Antonio Comesaña, en el pasado pleno pidió explicaciones sobre este asunto al alcalde de Nigrán, Juan González, y le exigió que tomara medidas lo antes posibles para solucionar el problema así como la inmediata  reapertura del portal. Según Comesaña, el regidor le respondió en el pleno que “efectivamente era conocedor del problema y que éste ya estaba solucionado con apertura manual, y efectivamente, se comprometió que en un plazo de 15/20 días a instalar un portero automático en el portal de acceso al colegio, resolviendo así definitivamente el problema a los afectados”.

Sin embargo”, apunta el portavoz de UCN, “todavía hoy sigue sin ser posible acceder al colegio ya que el portal permanece cerrado a cal y canto, y al parecer, nadie en el centro escolar da respuesta a la demanda de los padres y madres afectados, ni tampoco desde el Concello”.