Nuevas plazas de aparcamiento para discapacitados en Oia

La primera plaza de aparcamiento para discapacitados en Oia, situada al lado del campo de fútbol, la habilitó el pasado gobierno la semana anterior a las elecciones municipales celebradas en el mes de mayo.

Esta mañana, operarios del Concello de Oia, pintaron una nueva plaza de aparcamiento con el mismo fin, pero ubicada en una zona cercana a la entrada al monasterio del municipio. Para mañana, pintarán otras dos, una al lado del concello en batería, y otra, en la entrada del colegio del municipio CEIP Mestre Manuel García.

Los aparcamientos para discapacitados tienen unas medidas estándar y deben tener señalización horizontal y vertical, aunque esta última no siempre existe. En ellas solo pueden estacionar personas que dispongan de la tarjeta azul, con validez en toda Europa, que pueden expedir tanto los concellos como las comunidades autónomas. La tarjeta debe llevarse en el interior del vehículo en un lugar perfectamente visible. La realidad es que todavía hay muchos conductores que aparcan en estas plazas sin estar autorizados para ello. Los infractores se exponen a una multa de 200 euros pero en estos casos no hay reducción de puntos.

La nueva Lei de accesibilidade publicada el pasado diciembre en el DOG establece que los ayuntamientos tienen la obligatoriedad de reservar una de cada cuarenta plazas de aparcamiento para personas con discapacidad física e intelectual, si bien todavía hay un plazo de dos años para desarrollar la norma mediante el Plan galego de accesibilidade.