El Concello de O Rosal vuelve poco a poco a reactivarse tras los meses de confinamiento por la crisis sanitaria por COVID-19 y ya llevó a cabo el acondicionamiento de varias vías municipales para mejorar los espacios públicos para el paseo de los vecinos.

Entre las obras de mejora hechas en los últimos días está el arreglo del firme en varias pistas de acceso a las fincas de la zona de concentración parcelaria, así como la limpieza de estas vías.

El Gobierno municipal llevó a cabo estas obras de reparación de los caminos principales de esta zona con el claro objetivo de acomodarlos para el uso de los viandantes que pasean por ellos, mejorando de este modo también la calidad de vida de los vecinos.

Los trabajos de mejora se llevaron a cabo tanto con medios municipales como de la Mancomunidad Intermunicipal del Baixo Miño, quien acercó la maquinaria necesaria para llevarlos a cabo.