El Concello de O Rosal apuesta por un nuevo modelo de desbroce más ecológico y sostenible que permita diferenciar la vegetación que se debe eliminar de la que no. A través de este desbroce selectivo se busca la recuperación del bosque del litoral en el río  Carballas, minimizando el avance de especies invasoras y permitiendo el aniñamiento de diversos animales, lo que permite conservar los hábitats naturales de una gran variedad de especies.

Desde la Concellería de Medio Ambiente se están dando pasos para garantizar la conservación de estos bosques de litoral “e a rexeneración da vexetación actual, xa que de continuar cos desbroces de toda a zona en poucos anos a actual arboreda desaparecerá”, destacó la alcaldesa, Ánxela Fernández.

Este tipo de desbroce permite la conservación de una vegetación fundamental para el equilibrio ecológico de la zona, ya que los bosques de litoral funcionan como protectores de suelo y agua, reduciendo la sedimentación, manteniendo la calidad del agua e impidiendo la entrada de contaminantes. Forman, además, caminos que contribuyen a la conservación de la biodiversidad, suministran alimento y refugio a la fauna o absorben y fijan el dióxido de carbono.