El Concello continúa dando pasos para convertir O Rosal en un municipio lo más sostenible posible. En ese camino, en el que se apuesta por las energías limpias y renovables, el Concello aprobó este jueves en pleno extraordinario una modificación presupuestaria para abordar el relevo de las actuales calderas de la Casa Consistorial y de la Escola de Pancenteo por unas de biomasa.

La renovación supondrá una inversión de más de 140.000 euros. El Concello consiguió captar fondos europeos a través del INEGA para financiar casi el 75% del proyecto, más de 102.000 euros.

Así, tras hacer un estudio de la situación en la que se encontraban todas las calderas municipales, el personal técnico estableció que estas dos estaban al final de su vida útil. “Tras analizar as diferentes alternativas posibles, tendo en conta o noso compromiso coa sostibilidade e que ambos os dous edificios están catalogados por Patrimonio, a mellor opción e a máis viable era mudar estas dúas caldeiras por dúas de biomasa”, explica la alcaldesa, Ánxela Fernández Callís.

Por otra parte, el Gobierno municipal aprobó en el pleno la adhesión del Concello de O Rosal al Fondo Galego de Cooperación e Solidaridade, una asociación sin ánimo de lucro compuesta por 100 municipios de Galicia y las diputaciones de Pontevedra y A Coruña, que quieren contribuir a la erradicación de la pobreza y de las desigualdades a nivel global. Tras este acuerdo, el Concello colaborará de forma activa con las actividades y proyectos desarrollados desde el Fondo Galego, acercando así su granito de arena en la mejora general de la sociedad.