Pleno histórico en O Rosal. El Concello celebrará esta semana por primera vez un pleno telemático que reunirá a todos los miembros de la corporación de forma virtual, garantizando así tanto el funcionamiento habitual de la actividad municipal como la toma de medidas de prevención frente a una crisis sanitaria aún vigente.

La sesión se realizará a través de la plataforma de administración electrónica Gestiona, una herramienta proporcionada por la Diputación de Pontevedra que permite y facilita la relación telemática también entre Administraciones públicas.

El pleno tendrá lugar el próximo jueves, 28 de mayo a las 20:30 horas. Entre los temas que se llevarán a esta sesión estará la aprobación del reglamento de funcionamiento del Punto Limpio de O Rosal que garantice la correcta gestión de los residuos urbanos reciclables. “O obxectivo é ofrecer un mellor servizo á veciñanza, axilizando o seu uso e ofrecendo aos rosaleiros información sobre o que se debe botar ao Punto Limpo, como levalo ata alí ou en que cantidade”, explica la concejal de Medio Ambiente, Sara Vicente, que destaca también que esta regulación permitirá “mellorar as taxas de reciclaxe de cara a acadar os obxectivos europeos”.

Por otra parte, desde alcaldía se llevará a pleno una propuesta para solicitar a la Xunta de Galicia la creación a través del Sergas de una Unidad de Salud Mental ambulatoria en O Baixo Miño, como recurso básico de atención especializada en la Mancomunidad. Este servicio atendería a una población de 49.646 habitantes de los ayuntamientos de A Guarda, Oia, O Rosal, Tomiño y Tui y la petición recoge que debería estar dotada con un personal mínimo de 2 psiquiatras, 1 psicólogo y 1 enfermera. Se trata de una propuesta que cuenta con el apoyo de todos los alcaldes y alcaldesas de la Mancomunidad del Baixo Miño y que se decidió llevar a pleno municipal en cada uno de los Concellos.

As unidades de saúde mental de Cangas e Val Miñor son unha realidade, e a da Mancomunidade Condado-Paradanta xa deu os primeiros pasos para a súa creación. Non obstante, a pesar de recollerse no mesmo plan estratéxico de Saúde Mental 2006-2011, o do Baixo Miño permanece pendente e sen que exista data para o inicio da súa implantación. Nestes intres non existe unha atención suficiente e eficiente para os pacientes de saúde mental no Baixo Miño, que teñen que desprazarse a Vigo para ser atendidos”, destaca la alcaldesa, Ánxela Fernández.