La igualdad este mes está más presente que nunca en todos los rincones de O Rosal. La Praza do Calvario acoge desde este mismo miércoles hasta finales de marzo la exposición ‘Iguais somos +’, una muestra que forma parte de la campaña de igualdad de género organizada por la ANPA del CRA María Zambrano con el objetivo de trabajar y formar en igualdad, tanto a niños y niñas, cómo a las propias familias. Durante este mes podrán verse colgando del Concello y de la Cámara agraria lonas con imágenes recogidas dentro de la iniciativa a lo largo de los últimos meses.

Para implicar a madres y padres en esta campaña, ‘Iguais somos +’ nació con dos líneas de formación diferenciadas. Por un lado, una pensada para trabajar con las familias realizando pequeños tutoriales en los que abordar cuestiones como la lectura en igualdad en casa, el uso del lenguaje, conceptos que giran alrededor de la igualdad, los videojuegos, la televisión… y otras temáticas que pueden interesar a padres y madres para aplicar a la educación en igualdad de las niñas y niños de la casa.

Por otra parte, el proyecto incluye una fase de formación del alumnado en colaboración con el profesorado que bajo el nombre de ‘Mullerandum’ buscaba acercar a niños y niñas a una antología de mujeres que pueden ser un referente y que fueron los propios estudiantes los que presentaron estas figuras en casa.

El proyecto se completó con acciones como retratos de igualdad en familia o la realización de un vídeo. Se puede encontrar toda la información y los vídeos de la campaña en el canal de YouTube de la ANPA del CRA.

Esta exposición forma parte de la programación centrada en la igualdad organizada por el Concello de O Rosal para todo el mes de marzo y que busca la implicación del vecindario participando en acciones como la colocación de las pegatinas del ‘Revolucionando Mentes 8 M’ en ventanas y escaparates. Estas pegatinas pueden recogerse en la casa consistorial.

Además, el próximo viernes 5 de marzo también se inaugurará la exposición ‘O traballo non ten xénero’’, que irá acompañada de un techo de cristal con el que simular las dificultades a las que tienen que enfrentarse las mujeres a lo largo de su vida laboral, social, familiar… por el mero hecho de ser mujer.