La Memoria Viva de O Rosal continúa a dispersarse. El pasado fin de semana el Concello presentó en el Festival Internacional de Cine de Tui, Play-Doc, las entrevistas a Nemesio Castro y la Marcola González, vecinos históricos de la villa y protagonistas de la primera edición del proyecto de recuperación de patrimonio inmaterial en el municipio. Estas entrevistas destacan, además de por su cuidado estilo audiovisual, por ser la salvaguarda de testigos que son historia viva de O Rosal.

A la presentación del proyecto acudieron la alcaldesa de O Rosal, Ánxela Fernández, y el director audiovisual, Jorge Fernández Meneses, que agradecieron al Play-Doc el interés por las historias de Memoria Viva y su acogida en el Festival.

La regidora destacó el firme objetivo del Concello de preservar las testigos de las personas mayores de O Rosal para que ““non desapareza unha memoria individual e colectiva de gran valor, que non aparece nos libros, e que define a identidade dos rosaleiros e rosaleiras de hoxe”, mientras que Jorge Fernández subrayó los aspectos técnicos del proyecto y la importancia que se le de la al espacio. “A contorna é un elemento narrativo para comprender a estas persoas”, destaca. En el caso de Marcola la casa en la que vive, fue antes la tienda en la que pasó la vida, mientras que los molinos de O Folón y de O Picón son elemento llave en la vida de Nemesio.

Las entrevistas que se presentaron en el Festival son solamente un apartado de un proyecto trasmedia más amplio. A través de la página web de Memoria Viva las personas interesadas pueden acceder a los vídeos documentales y a libros en pequeño formato con las historias de los protagonistas y de sus familias. Pueden conocer a Nemesio, un pequeño gran hombre dueño del último molino activo de O Folón y de O Picón, y la Marcola, una mujer avanzada a sus tiempos, que siempre fue un paso por delante de la realidad que le tocó vivir, rompiendo barreras y techos de cristal.

Memoria Viva es un proyecto que se prolongará en el tiempo y que va a ser ampliado cada año con las testigos de más vecinos. “Cada día que pasa pode ser crucial no estado mental e na capacidade de memoria das persoas maiores polo que o traballo de recollida non debe parar”, concluye la alcaldesa.