O Rosal continúa trabajando para reforzar y modernizar su educación de cercanías. El Concello se comprometió, con una inversión de 200.000 euros, a la rehabilitación progresiva de sus escuelas unitarias y los trabajos en la CRA de Pías avanzan con muy buenos resultados. La alcaldesa, Ánxela Fernández, explica que esta reforma “vai marcar un antes e un despois no que é a rehabilitación de edificación municipais e de gran valor patrimonial do noso concello”, y añade también que es “unha clara mostra da nosa aposta polo aforro enerxético e pola educación de proximidade que ofertan as unidades rurais”.

A día de hoy, la Escuela de Pías ya cuenta con una nueva solera que impermeabiliza el contacto con el suelo, también se colocó un trasdosado con aislamiento térmico en todo el cerramiento en contacto con el exterior y se aisló el techo tanto por encima como por debajo. A finales de mes llegarán las nuevas ventanas y puertas que van a mejorar las existentes tanto térmica como acústicamente.

La alcaldesa también explica que se está renovando toda la instalación eléctrica, fontanería y saneamiento. Se incorporó la climatización por suelo radiante para sustituir los radiadores eléctricos que producían un alto consumo. Y para garantizar una calidad de aire sin tener que ventilar manualmente se instaló ya un sistema de ventilación mecánico con recuperación de calor de alta eficiencia energética.

En los siguientes meses se ejecutará la renovación de la carpintería interior, un nuevo suelo confortable y limpio y un falso techo con prestación acústicas para reducir el ruido en las aulas. En definitiva, una renovación integral de la escuela para mejorar el confort de los niños y profesores con un mínimo consumo energético.

Pías será la primera, pero para al Concello “as seis escolas unitarias do Rosal son unha prioridade”, que permiten “fomentar unha educación de proximidade e responsabilidade coa nosa contorna entre os nenos e nenas”. Por todo esto, “queremos que sexan espazos modernos e sostibles”, concluye Ánxela Fernández.