El Concello de O Rosal apuesta por el senderismo como medio para dar valor a su patrimonio natural y atraer visitantes al municipio. En el marco de esta estrategia acaba de renovar toda la señalización del “Sendeiro de Pescadores”, un recorrido que comienza en el entorno de la playa de As Eiras y que discurre 7,5 km por las riberas de los ríos Miño y Carballas. La alcaldesa, Ánxela Fernández, destaca que los trabajos para mejorar la señalización de este recorrido de gran valor histórico, paisajístico y natural del Concello ya están finalizados, y anima al vecindario “a pasear por esta fermosa senda”.

La renovación contó con varias intervenciones. Se renovaron todas las marcas pintadas sobre los árboles teniendo el máximo respeto con su bienestar, se colocaron postes nuevos para señalar el recorrido y se sustituyeron los paneles de información en mal estado. También se apostó con hacer esta senda más atractiva para niños con la colocación de puntos de información medio ambiental de baja altura, en la que pueden aprender sobre la flora y la fauna que vive en el sendero.

El “Sendeiro de Pescadores” es un camino de gran valor para O Rosal. Se recorre en aproximadamente hora y media, y da acceso a bosques de ribera, zonas de estuario y juncal, espacios de interés ornitológico, puentes históricos, un aserradero a vapor, molinos hidráulicos y varias áreas de recreo. Se puede comenzar en la playa de las Eiras, para finalizar en las Aceñas, o bien se puede partir del área recreativa de las Aceñas para concluir en As Eiras. En ambos extremos de la ruta hay espacio de aparcamiento.

En el Concello también quieren solicitar al vecindario su colaboración para mantener en perfectas condiciones el sendero. Tanto en el cuidado del medio natural como de la señalización cuando se camine, pero también cuando haya trabajos agrícolas o de limpieza cerca.