Las calles Xulio Sesto y Fornelos y la carretera de Loureza, en O Rosal, lucen un nuevo aspecto tras ser renovados 46 puntos de luz a través de una aportación del IDAE que fue gestionada por la Diputación de Pontevedra. El diputado de Cooperación, Santos Héctor, se acercó al municipio para conocer de cerca esta actuación, que contó con un presupuesto de 23.700 euros y supone un ahorro energético del 70%. En esta visita también participaron la alcaldesa de O Rosal, Ánxela Fernández, y el concejal de Vías y Obras, Germán Fernández.

Más al por menor, con esta actuación se sustituyeron 3 luminarias de vapor de sodio en la calle Xulio Sesto, 25 en la calle Fornelos y 18 en la carretera de Loureza. Ahora estas zonas cuentan con tecnología led, más respetuosa con el medio ambiente y con una duración estimada de 100.000 horas. Además, las luminarias instaladas tienen un sistema que permite reducir el flujo luminoso en las horas de menor uso.

La Diputación busca con este tipo de actuaciones reducir la huella de carbono en la provincia. De este modo, el cambio de luminarias en O Rosal es un ejemplo más del camino que está realizando la institución provincial hacia una plena consecución de los Obxectivos de Desenvolvemento Sostible da Axenda 2030, cuyo séptimo hito es garantizar el acceso a una energía accesible, segura, sostenible y moderna.