Después del inicio de las excavaciones el pasado 24 de septiembre, esta semana 8 alumnos de las Universidades de Coímbra, Vigo y Santiago se incorporaron a los trabajos de excavación arqueológica de las Salinas de O Seixal y de Camposancos, enmarcado en el Proyecto «A Guarda, Mar de Sal».

Mar Cortegoso, directora de las excavaciones, manifestó su alegría porque gente nueva y formada tenga la oportunidad única de trabajar en estas excavaciones, recalcando que para muchos de ellos esta es la primera vez que realizan un trabajo de campo en una intervención de este tipo.

Según explicó, los alumnos están trabajando cómo personal en formación atendiendo a las explicaciones y aprendiendo día a día las tareas de excavación y registro, propias de una excavación arqueológica. Esta semana comenzaron también las labores de dibujo de parte de la zona excavada, actuación enmarcada en el proyecto que servirá para documentar la morfología de la salina.

El avance de las excavaciones es extraordinario y, poco a poco, van saliendo a la luz muchas partes de este complejo salinero de O Seixal, como las estructuras que delimitan las zonas de cristalización de la sal y los pavimentos. Debido al éxito conseguido en la zona excavada, los responsables de los trabajos barajan ampliar la zona de estudio con la realización de sondeos en el entorno.