Mapa de densidad de población de O Val Miñor y O Baixo Miño

En el año 2015 se registraron en España más fallecimientos que nacimientos, concretamente 2.753 personas más según el Instituto Nacional de Estadística, agudizado probablemente por la crisis económica.

Con estos datos, España entra en los países en crisis demográfica siendo las dos claves de la misma el envejecimiento y la despoblación. Y es que los españoles se van de las poblaciones del interior hacia la costa, y sobre todo, a las grandes ciudades bañadas por el mar.

Por lo tanto España es un país anciano. La esperanza de vida media al nacer en el 2016 es de 80 años para hombres y de 85 para las mujeres, según el INE. En el 2009 el número de alumnos en educación infantil crecía a un ritmo interanual notable mayor que el de prestaciones de jubilación, pero en el 2010 comenzó a igualarse y desde el 2013 entró en números rojos. Esto significa que las pensiones aumentan de manera considerable en nuestro país en torno al 2% anual.

Galicia no se queda al margen de la despoblación siendo una de las comunidades donde más población se pierde.

Por comarcas, O Val Miñor y O Baixo Miño aumentan su población respecto al año 1996, año de esta estadística. Por Concellos, Oia es el único de los ocho que pierde habitantes, mientras que Tomiño es el que más ha aumentado su padrón.

Porcentaje de población por Concellos de O Val Miñor y O Baixo Miño desde 1996 hasta el 2015.

  • Tomiño: + 30,38 %  (13.548 habitantes 2016)
  • Gondomar: + 26,09 %  (14.192 habitantes 2016)
  • Nigrán: + 15,93 %  (17.593 habitantes 2016)
  • Baiona: + 14:98 %  (12.119 habitantes 2016)
  • O Rosal: + 9,20 %  (6.349 habitantes 2016)
  • Tui: + 6,31 %  (16.966 habitantes 2016)
  • A Guarda: + 2,74 %  (10.133 habitantes 2016)
  • Oia: – 4,68 %  (3.002 habitantes 2016)