Millones de personas utilizan diariamente WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea más utilizada del mundo y la más susceptible para que circulen por ella estafas y otros bulos.

La última de estas estafas es una amenaza de phishing, suplantación de identidad, relacionada con el robo de datos bancarios a través de un documento de Excel que nos llega a través de esta aplicación.

Este archivo infectado con un virus hace creer al usuario que es un documento auténtico. Una vez se pincha en el archivo, la información personal como los datos bancarios que contenga el teléfono se vuelve vulnerable y puede ser empleada por los hackers para otros fines. Este virus por le momento se ha detectado sólo en la India.

En concreto, son dos los archivos de virus capaces de acceder a los datos de los usuarios, contraseñas de correo, redes sociales, datos bancarios o PIN. Aunque las informaciones indican que estos archivos se alojan principalmente en formato Excel, también podrían ser compartidos en documento de Word o PDF.