El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, se ha reunido este martes con el presidente de la Xunta de Galicia en la Delegación del Gobierno gallego en Vigo. Ferreira ha aprovechado la reunión para poner al presidente al corriente sobre el proceso de reordenación del Parque Industrial de A Pasaxe. 

Las obras de la Fase I del proyecto se pondrán en marcha en breve. En esta fase inicial está prevista la construcción de una estación de tratamiento de aguas, que cuenta con un presupuesto de cerca de 500 mil euros.

Paco Ferreira le trasladó al presidente gallego la posibilidad de que la Xunta habilite una partida económica para asumir la construcción de la planta. De este modo, el Concello busca que se minimicen las inversiones por parte de los empresarios del polígono en este proyecto, en virtud del convenio firmado entre ambos.

Esta nueva ETAP suministrará agua para todo el polígono, que busca convertirse en un referente del suelo industrial gallego, con una superficie de 600 mil metros cuadrados y la creación de más de siete mil empleos.

También se habló de la posibilidad de que la Xunta asuma parte del estudio de nuevas captaciones de agua del río Zamáns, para garantizar también el abastecimiento al municipio de Gondomar.