CEDIDA

Hace más dos meses que los vecinos de la zona notificaron tanto al Concello de Gondomar cómo a la Entidad de Morgadáns, de la caída de piedras de un muro sobre el camino de Gonda que dificultaba el paso del vecindario.

“Ahora, tras más de dos meses esperando, el Concello de Gondomar sigue sin hacer nada para liberar el camino de este obstáculo, sin garantizar la seguridad de los vecinos ante posibles caídas posteriores que se puedan producir. Además de la incomodidad que suponen las piedras en el propio camino, se añade el deterioro que se produce en el mismo, puesto que el agua no puede bajar por el arroyo y lo hace de por medio de la carretera”, señalan desde el PP de Gondomar.

“En una pregunta hecha sobre este caso por José Ramilo, vocal del Partido Popular en el pleno de la Entidad Local Menor de Morgadáns, el presidente contestó que la conservación de los caminos es competencia del Concello, y que por lo tanto, quien debe realizar la retirada de las piedras y garantizar la seguridad de los usuarios es el alcalde de la villa Condal. Afirmó también que la Entidad ya pusiera en conocimiento del Concello este derrumbe y que la Entidad no se atrevía a tocar en el muro por el peligro a que cayeran más piedras”, explican los populares.

Por este motivo, la portavoz del PP de Gondomar, Paula Bouzós, acaba de presentar por registro, un escrito solicitando al alcalde que, “a la mayor brevedad posible, retire las piedras del camino que dificultan el paso, que garantice la seguridad de los usuarios del mismo ante posibles caídas de materiales que se puedan producir y se arregle el camino por los daños producidos por el agua, puesto que no podía pasar por el arroyo al estar obstruido”, finalizan.