El pleno de Baiona aprueba por unanimidad la nueva ordenanza de ayuda en el hogar
Imagen del pleno celebrado esta mañana en Baiona

El pleno municipal del Concello de Baiona aprobó este jueves por unanimidad la ordenanza del servicio de ayuda en el hogar y teleasistencia domiciliario, así como la participación en la gestión de las prestaciones destinadas a garantizar la autonomía personal y la atención a la dependencia.

La Corporación, también por unanimidad, dio el visto bueno a dos mociones para la recuperación del antiguo Hospital del Rebullón y para firmar el convenio con la FEGAMP (Federación Gallega de Municipios y Provincias) que dé cobertura a familias en situación de vulnerabilidad frente a las empresas suministradoras de energía. Además, el Pleno procedió a la aprobación definitiva de los Presupuestos de 2017 con una cifra de 8,5 millones de euros.

La sesión plenaria y común del mes de mayo del Concello de Baiona se celebró este jueves con tres importantes medidas de carácter social. Por una parte, se aprobó la Ordenanza Municipal del Servicio de Ayuda en el Hogar que regula los requisitos y condiciones de la prestación.

Según la nueva normativa, y tal y como explicó la concejal de Servicios Socias, Carmen Paredes, el servicio se podrá prestara cualquier persona o unidad de convivencia, para cuales, de acuerdo con la valoración técnica correspondiente, suponga un recurso idóneo de atención. De manera particular, el servicio atenderá personas mayores con déficits de autonomía y personas con discapacidad, especialmente cuando carezcan de apoyo personal en su medio inmediato.

En la misma sesión, todos los grupos municipales estuvieron de acuerdo en la aprobación de la moción de Izquierda Unida para reclamar la recuperación del antiguo Hospital del Rebullón para servicios sociales.

También salió adelante la moción del PSOE instando al gobierno local a firmar el convenio con la Federación Gallega de Municipios y Provincias y las empresas suministradoras de energía en los casos de personas o familias en situación de vulnerabilidad o urgencia social.