policía local de Nigrán
ALFREDO // Agentes de la Policía Local de Nigrán en una intervención en Porto do Molle (archivo)

La Policía Local de Nigrán cuenta en estos momentos con 19 personas en platilla, entre agentes, oficiales y un inspector jefe, aunque lo ideal para cubrir bien el servicio sería de 25 agentes y cinco oficiales, que es lo que estipula la Ley de coordinación de Policías Locales de la Xunta de Galicia, la cual dice que debería haber un ratio de 1,8 agentes por cada 1.000 habitantes.

Esta falta de personal condiciona su trabajo, ya que hay agentes que trabajan hasta 16 horas diarias al tener que doblar el turno por no haber personal suficiente para cubrir los servicios, como los eventos que realiza el Concello, y garantizar así la seguridad del ciudadano.

En estos momentos hay una oferta de empleo de 3 plazas que quedaron vacantes por distintos motivos y que se intentan cubrir con comisiones de servicio de fuera, (Policías de otros Concellos). Pero la oferta de estas tres plazas está en fase de espera de listados admitidos desde hace más de un año, por lo que no se puede incorporar más personal a la plantilla.

Esta carencia obliga también a los agentes a cambiar sus días libres e incluso las vacaciones. Asimismo, los ocho auxiliares que se incorporan de refuerzo para el verano, lo hacen en junio o julio en vez de mayo, con lo que su contrato de seis meses se prolonga hasta noviembre o diciembre, meses en los que no son necesarios.

Todo esto viene motivado a que los departamentos de intervención y personal del Concello de Nigrán están bajo mínimos, por lo que a la hora de gestionar los trámites para la presentación de instancias estos se retrasen. Asimismo, los sindicatos llevan dos años tratando la RPT (Relación de puestos de trabajo) donde se hace un estudio de cuantas personas tiene que tener cada departamento para que el resultado de su trabajo sea eficaz. Ese estudio lleva más de cinco años parado, por lo que la Policía local de Nigrán no puede incorporar más agentes a la plantilla.

Claro ejemplo es la contratación de una agente de Vimianzo. La tardanza en redactar las instancias para la comisión de servicio, más de tres meses, provocó que esta persona se fuera a trabajar al Concello de Redondela. En el plazo de una semana la agente estaba incorporada al servicio de ese municipio.

A pesar de que se están cubriendo los tres turnos con dos agentes, (los sábados por la noche con tres patrullas), la Policía Local de Nigrán no puede dar el servicio correctamente y al final repercute en la calidad del mismo. Esta falta de personal no permite realizar más controles de alcoholemia, de ITV, seguros y carnets de conducir para garantizar la seguridad de los conductores.

Por otro lado, la Jefatura de la Policía Local de Nigrán adquirió hace un par de meses dos motos para realizar distintos trabajos. Dichos vehículos están parados en el garaje por que el trámite de matriculación que realiza el Concello va muy lento.