Portugal se brinda para la visita relámpago del Papa
BANDALLO // Puesto fronterizo en la entrada a Portugal por el puente internacional de Tui

Portugal se prepara para la breve visita del Papa Francisco a Fátima que tendrá lugar el próximo viernes. Con tal motivo, el país luso blinda todas las fronteras en previsión de cualquier contratiempo y ya ha instalado en el puente internacional de Tui, un puesto fronterizo, lo que hace que un carril de acceso al país vecino permanezca cortado.

A partir de esta madrugada y hasta el próximo sábado, la GNR identificará a todos los usuarios que entren al país por la A-55. Aduanas de Portugal afirma que se mantendrán cerrados los puentes de Goián, Salvaterra y Arbo, permitiendo la entrada al país a los ciudadanos que acudan a trabajar a las cercanías, pero tendrán que demostrarlo documentalmente. También permanecerá cerrado el ferry entre A Guarda y Caminha.

Esto afectará a más de 40.000 vehículos que diariamente usan los pasos fronterizos entre Galicia y Portugal. Los portugueses han aplicado estas medidas con todos los pasos fronterizos con España bajo el ‘Acuerdo de Schengen’, que restaura el control documental en las fronteras. Las medidas no afectan a los conductores que entren en España.

La visita de 22 horas y 40 minutos del Papa Francisco a Fátima,ha desplegado inéditas medidas de seguridad. El santuario se ha equipado con cámaras de videovigilancia durante 24 horas, además de elevar el riesgo de actos terroristas durante las ceremonias multitudinarias con decenas de policías.