Según el Partido Popular, Baiona se queda sin la subvención de 1,16 millones de euros para humanizar el entorno de la Plaza de Victoria Cadaval por “la desidia y la desorganización del gobierno tripartito que lidera el alcalde socialista, Carlos Gómez”.

El Concello, aseguran, no tramitó la documentación en las fechas acordadas en el convenio con la consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, En ese convenio se comprometió́ a invertir dicha cantidad de dinero con el fin de mejorar la calidad de vida de los vecinos del municipio, modernizar la imagen de la parroquia de Santa Cristina y hacerla accesible. Para el grupo municipal popular, el regidor ha vuelto a «abandonar a los vecinos al privarles de un proyecto histórico e innovador que no supondría coste para el Concello ya que era una obra subvencionada al cien por cien por la Xunta y que sí seria muy beneficiosa para el pueblo”, aseveran.

Desde el grupo popular confirman que la Xunta requirió por escrito en varias ocasiones al gobierno local los terrenos sobre los que ejecutar la obra, que ya había pasado todos los tramites legales oportunos, sin que desde el Concello realizasen las gestiones oportunas para entregar las parcelas a pesar de ser conscientes desde diciembre de 2019 de que de no hacerlo se corrida el riesgo de perder la ayuda como así́ ha sido. «La Dirección Xeral de Ordenación do Territorio ha sido paciente con el tripartito, pero éste ha desoído cualquier demanda«, acusan los populares.

El PP lamenta que, “una vez más, sean los vecinos los que tengan que pagar el desgobierno y la parálisis de un gobierno tripartito que prioriza las siglas al avance de Baiona y al bienestar de los vecinos. Ahora intentaran hacer política y echarle la culpa a los demás, pero deberían de asumir su responsabilidad y explicar porqué Sabarís ha perdido una oportunidad histórica», señalan los populares.