ALFREDO

Los vecinos de Prado se han manifestado este sábado en el centro de Gondomar para evitar a toda costa la demolición de su centro social.

La manifestación pacífica y con reproches al alcalde, Paco Ferreira, al que culpan de la orden de derribo de la Aplu, partió con un calor sofocante a las 20:30 horas desde la rotonda de Chaín- Morgadáns, siguió por las calles San Bieito, Eduardo Iglesias, Elduayen, Rosalía de Castro, Plaza de abastos, Otero Pedraio, Manuel Alonso y finalizó en la Praza Paradela, donde se estaba celebrando el I Carnaval de Verano, animado con música por el Trío Azar y por la agrupación Sarao Animación con su pasacalle titulado “Fantasía de Circo”, en el que una decena de artistas caracterizados de personajes fantásticos bailaron y cantaron.

Un local hecho con el esfuerzo de los vecinos

El Local Social de la Comisión de Fiestas de San Xosé de Prado fue construido gracias a la colaboración desinteresada de los vecinos, como un lugar de encuentro y convivencia y, ante todo, para poder celebrar con cariño las fiestas de San Xosé. Para ellos es una lástima que todo este esfuerzo realizado por mucha gente, “se venga abajo y con él, la razón de ser de un pueblo que siempre se caracterizó por la amistad, solidaridad e ilusión de un futuro mejor”, explican.

Con esta manifestación, quisieron que las autoridades competentes “tomasen cartas en el asunto y hagan efectivos los trámites necesarios para evitar el derribo del local”, señalan.

Por su parte, el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, explicó ayer que se están llevando a cabo negociaciones para comprar los terrenos al Obispado y que el lunes la maquinaria no derribará el centro social como estaba previsto.

ALFREDO