ALFREDO // Una multitud en un concierto en el parque de A Palma organizado por el Concello de Baiona (Archivo).

El primer verano postcovid-19 en Baiona ha traído a la villa a al menos dos bandas latinas, que en la madrugada del pasado sábado protagonizaron un duro enfrentamiento con cinco jóvenes de unos 24 años de edad heridos.

Las llamadas de los propios vecinos y los vídeos que grabaron esa noche y que recorren las redes sociales, evidenciaron no sólo que el botellón ha vuelto a la Palma, sino que este enclave es punto de encuentro de grupos violentos que atenta con la seguridad ciudadana, ya que también hubo vecinos que aseguran haber visto el enfrentamiento y han tenido que abandonar el lugar, “uno de ellos corría detrás de otro diciéndole que lo iba a rajar”, indica uno de los testigos.

Estos hechos se produjeron en la madrugada del pasado sábado, tan sólo 24 horas después de que la Policía Local de Baiona tuviese que cerrar seis locales de ocio nocturno por el incumplimiento de las normas sanitarias establecidas.

La Palma es desde siempre uno de los recintos de esparcimiento habitual, tanto de día como de noche. La afluencia de jóvenes de todas las edades en este lugar, hace que la preocupación no sólo se centre en el incumplimiento de las medidas sanitarias, sino en la reaparición en la comarca de este tipo de grupos violentos que se daban por extinguidos en la zona tras la macroperación de la Guardia Civil en la que hace algunos años consiguió desterrarlos de la noche miñorana tras meses de altercados graves.

Los vecinos confían en que se apliquen medidas urgentes pese a que ello conlleve al cierre de todo el perímetro de la Península de Monte do Boi después de determinadas horas de la noche, minimizando así los riesgos, tanto de que el botellón se vuelve a instalar en la villa, como de que haya contagios y, además, conflictos que puedan generar daños a terceros y una muy mala imagen para una villa de excelencia turística, cuyo carácter residencial la mantienen como una de las poblaciones más atractivas para el verano.

En el enfrentamiento del sábado, pasadas las tres de la madrugada, y gracias a las llamadas de alerta de varios vecinos, el servicio de emergencia 112 desplazó al lugar ambulancias que atendieron a cinco personas. Una de ellas fue atendida en el lugar, y, de los cuatro evacuados al PAC de A Xunqueira, dos tuvieron que ser desplazados a Povisa, por la complejidad de sus lesiones, provocadas por un arma punzante, que bien podría tratarse de algún cuchillo o bien vidrios rotos.

La pelea preocupa especialmente porque es habitual en este tipo de enfrentamientos que se sucedan las revanchas.